Copy
El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España.
¿Tienes noticias o preguntas? dircomunicacion@gle.org. Participa en la comunicación de la Gran Logia de España. 

RED DE CORRESPONSALES
 
Segunda época - número 29
 

"La Francmasonería es una Orden a la cual no pueden pertenecer más que hombres libres y respetables que se comprometen a poner en práctica un ideal de Paz Amor y Fraternidad" 
 
Regla de los Doce Puntos incluida en la
Constitución de la 
Gran Logia de España.


Sociedad



La Masonería Española ante el ataque
de su sede en Madrid

 
La Gran Logia de España ha sido víctima de un ataque perpetrado contra su sede en Madrid. Esta semana la puerta y fachada principal amanecían cubiertas de grabados entre los que se distinguían expresiones como “Massoness no” (sic), “Rojos no” o “Viva Franco”, además de diversos símbolos utilizados por la extrema derecha.  

Desde la Gran Logia de España queremos agradecer las muestras de apoyo de personas, instituciones españolas y Grandes Logias de todo el mundo cada vez que padecemos uno de estos ataques. En la historia internacional de la Orden, nuestro país ocupa un lugar preeminente entre aquellos donde la Masonería y sus valores fueron perseguidos con mayor crudeza, eficacia y perseverancia durante el siglo XX. Por eso, especialmente con las Grandes Logias y Grandes Orientes de los 174 países con los que mantenemos relaciones, nos esforzamos por explicar que, a pesar de estas expresiones puntuales de odio, fanatismo e intolerancia, el Estado español ampara y protege a la Masonería, como ocurre en la totalidad de los Estados democráticos del mundo.

Este no es el primero ni será el último ataque a la Orden que desde hace siglos se esfuerza por ser un faro que proyecte los valores que han permitido al hombre construir sociedades cada vez más justas y democráticas. Sabemos que no somos los únicos defensores de esos valores, pero también sabemos que, como masones regulares, llevamos defendiéndolos toda nuestra larga y augusta historia. La unica utilidad de estos ataques es recordarnos la enorme fragilidad de ese sistema de valores: el derecho a pensar y expresarse libremente, la fraternidad debida hacia cualquier ser humano que sufre, la tolerancia entre personas con diferentes creencias espirituales e idearios sociales, o la obligación que tenemos todos los seres humanos de conocernos a nosotros mismos para crecer como personas y ser más útiles a nuestras sociedades.

Que este ataque sirva, a nosotros y a la Sociedad Española a la que servimos, para reflexionar juntos sobre la belleza de ese ideal de convivencia al que se ataca y el largo camino que aún nos queda por recorrer para alcanzarlo. 


Gran Logia de España




35 aniversario de la legalización
de la Masonería en España

 
En julio de 1979, la Sala Cuarta del Tribunal Supremo sentó las bases del proceso de legalización de la Masonería en España, al reconocer por primera vez, tras 43 años de prohibición y 40 de exilio, el derecho irrevocable de una institución masónica, el Grande Oriente Español, a ser inscrito en el Registro Nacional de Asociaciones.

El Grande Oriente Español, fundado en 1889, retomó su presencia pública en España en 1977 y sometió su legalización a la Justicia poco después de la aprobación de la Constitución. La autoridad gubernativa había denegado la inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones alegando que la Masonería no respetaba los límites de la Ley de Asociaciones de 1964, que tenía un carácter secreto expresamente prohibido por la Constitución y que el artículo 22 de la Carta Magna aún no había sido desarrollado.

Frente a estos argumentos, primero la Audiencia Nacional y luego el Tribunal Supremo de forma irrevocable, reconoció en su sentencia número 47.103 el derecho de la institución a una plena existencia legal sin que a ello pudiese oponerse "una vieja concepción constitucionalista no recogida en el actual texto básico, regulador de la convivencia nacional". "No se ha acreditado el secreto de la asociación citada" ya que "todas cuantas alegaciones se han efectuado al respecto carecen de fundamento", añadía el Supremo en su sentencia de 1979. 

En 2001, la Gran Logia de España, reconocida como asociación en 1980 y masónicamente en 1982, y el Grande Oriente Español quedaron indivisiblemente unidos, reuniendo así en una sola institución a la depositaria de la historia de la Masonería Española con la garante de la regularidad masónica y el reconocimiento internacional en nuestro país.


Gran Logia de España



Un centenar de Hermanos participan en el
IV Encuentro de Masones Jóvenes

 
En torno a un centenar de Queridos Hermanos acudieron a celebrar el IV encuentro de Masones Jóvenes con el Gran Maestro de la Gran Logia de España, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso. Los Masones Jóvenes son todos aquellos que, con independencia del grado iniciático que han alcanzado, ingresaron en la Orden hace menos de siete años. En esta edición, más de la mitad de los participantes se había iniciado en el último año.

En un marco de agenda abierta, este acto anual, que comenzó a celebrarse en 2010, permite el encuentro entre el Gran Maestro y la generación de masones que constituye el futuro inmediato de la Masonería Española. Al encuentro acudieron hermanos de las diferentes provincias masónicas y de los cinco principales ritos practicados en la Gran Logia de España.

A lo largo de la jornada, el Gran Maestro y los Queridos Hermanos asistentes abordaron temas como la estabilidad de la Orden, el crecimiento de los talleres, el cometido de la Gran Logia de España, su comunicación externa y los límites del posicionamiento de la institución respecto a los acontecimientos sociales.

Los Hermanos intercambiaron opiniones y experiencias en torno a la aportación de valor y las mejores prácticas del método masónico en su desarrollo personal. La jornada, que sirvió a los hermanos para establecer nuevos vínculos, incluyó ejercicios de meditación, a través de la visualización guiada de simbología masónica.
Copyright © 2014 GLE, Puede publicar el contenido, en parte o en su integridad, citando la fuente.