Copy
El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
Segunda época - número 68
 
"Que tus acciones, y no tus palabras, hablen por ti" 
Lema para 2015 de la Gran Logia de España
Share
Tweet
Forward
+1
Read Later
Facebook
Twitter
Web
AGENDA MASÓNICA

Mayo
7. Barcelona. El alma rusa a través de la literatura
15. Sofía. Asamblea Anual de la Gran Logia Unida de Bulgaria. 
16. Barcelona. La noche de los museos.
22. Sevilla. 
Gran Consejo Rector
22-23. Sevilla. Fiesta de la Orden
28. Barcelona. La tradición iniciática y el mensaje reencontrado.

Junio
5-7. Belgrado. V Conferencia Europea de Grandes Maestros.
11. Barcelona. El paradigma de la educación no formal
16. Barcelona. Las novelas de Jordi Matilló.
27. Barcelona. Gran Cónclave

Julio
18. Madrid. Encuentro de Masones Jóvenes

Septiembre
12. Gran Consejo Rector

Noviembre
14. Gran Cónclave
18. San Francisco. XIV Conferencia Mundial de Grandes Logias
¿Tienes noticias o preguntas?
Participa en la comunicación de la Gran Logia de España. 
 
ENLACES DE INTERÉS
 
Ocho Provincias
El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España, representante en España de la regularidad masónica y, por tanto, el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es además depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.
Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia relacionada con los contenidos de El Oriente remítanos un correo electrónico a dircomunicacion@gle.org
Sociedad
Escuadra y compás en el obelisco a la Constitución de 1812
Un obelisco recuerda desde hace unos días la estrecha relación entre la Constitución de Cádiz de 1812 y los ideales de los miembros de la Masonería Española que participaron en su redacción. El monumento une la escuadra y el compás, el símbolo más reconocido de la masonería, con la primera constitución española, que estableció los principios de sufragio universal, soberanía nacional, monarquía constitucional y libertad de prensa.
La pieza, de nueve toneladas, es un regalo de la ciudad norteamericana de San Agustín a la de Avilés, de donde era oriundo el marinero que fundó la ciudad en la Florida hace ahora 450 años.

Se trata de una réplica exacta del obelisco que se levantó en 1813 en la entonces ciudad española y que ha permanecido intacto. “Conmemora la Constitución de Cádiz de 1812 y simboliza sus valores de libertad, igualdad, solidaridad, justicia y soberanía popular”, explican desde el Ayuntamiento de Avilés. 

La Respetable Logia Jovellanos número 138 de la Gran Logia de España ha mostrado su “agradecimiento a las autoridades de Avilés y San Agustín por la colocación del obelisco para eterna memoria de nuestros Hermanos Masones que participaron en la redacción de la primera Constitución que convertía a los súbditos en ciudadanos y que sufrieron posteriormente la cárcel, el destierro y el olvido”. 
El obelisco a la Constitución Española de 1812 se encuentra ubicado en la plaza de la Constitución de San Agustín desde hace dos siglos. Está considerado el único monumento original que conmemora el texto nacido en las Cortes de Cádiz.

Con la promulgación de la Constitución se levantaron monumentos similares en muchas provincias y ciudades españolas. Sin embargo, cuando Fernando VII asumió el trono y anuló la Constitución, se ordenó la destrucción de todos los obeliscos. Sólo se salvó el de San Agustín, al negarse el ayuntamiento a cumplir la orden regia, alegando que no era propiedad municipal, al haber sido elevado mediante suscripción popular. El Ayuntamiento de San Agustín tomó la precaución de retirar las lápidas que llevaban el nombre de la Constitución pero en 1820, cuando el rey fue forzado a restablecer la Constitución, aquellos norteamericanos, aún españoles, devolvieron las placas al monumento. A partir de 1821 la Florida pasó a formar parte de Estados Unidos y el monumento se mantuvo intacto desde entonces.

Paradójicamente, lo que salvó este pedazo de historia de España de ser destruido en el siglo XIX es haber dejado de levantarse sobre suelo español. Hoy vuelve, en formato de replica exacta, para recordarnos nuestra historia.
Gran Logia de España
La Masonería se une a la Noche de los Museos en Barcelona
La sede en Barcelona de la Gran Logia de España, situada en Gran Vía 617, es una de las novedades de la edición de 2015 de la Noche de los Museos. Los ciudadanos que lo deseen podrán visitar el 16 de mayo sus dos templos y conocer algunos detalles sobre las interioridades de la Masonería.
La sede, en la que se reúnen muchas de las logias pertenecientes a la Gran Logia Provincial de Catalunya, al igual que el resto de museos y edificios singulares vinculados a este acontecimiento cultural, abrirá sus puertas al público desde las siete de la tarde hasta la una de la madrugada.

Durante el evento cultural se habilitará un circuito para agilizar la visita. Para amenizar la espera se ofrecerán audiciones de música de compositores relacionados con la masonería, desde Mozart a Phil Collins. También se informará acerca de la posibilidad de solicitar visitas guiadas a la Barcelona Masónica.
Libros
33 lugares sagrados que nutren las señas de identidad españolas
Los autores de Rutas Sagradas, el Maestro Masón Sebastián Vázquez y la historiadora Esther de Aragón, acudieron a la Gran Logia de España para presentar su obra, en un acto que contó con la presencia de 120 participantes.  

Editado por La Esfera de los Libros, Rutas Sagradas supone una guía llena de encanto, belleza y misticismo que realiza un recorrido por lugares sagrados y legendarios que han nutrido las raíces de las señas de identidad españolas. Los autores explicaron que partieron de una lista inicial de 80 lugares que tuvieron que recortar, por razones editoriales hasta el simbólico número de 33 espacios que nutren la extraordinaria herencia cultural, religiosa y mítica que existe en España. 

Los autores se conocieron en un programa radiofónico y decidieron sumar sus perspectivas, aparentemente diversas, para elaborar Rutas Sagradas. "He aprendido de Sebastián lo que no está escrito, porque dentro de mi perspectiva racional e histórica había conceptos que escapaban a mi mundo. He aprendido a entender, a entenderle a él, que va más allá y no se queda en lo que ve cualquiera", explicó Esther de Aragón sobre la colaboración para abordar la obra. 

Rutas Sagradas es un canto de amor a lugares discretos, a veces casi olvidados, que guardan la fuerza de un mensaje escondido que trasciende el tiempo y va más allá de lo que parece evidente. Es una invitación a que el lector los visite, a que los conozca, a que intente penetrar en su hermosura y en el misterio que esconden y, sobre todo, a evitar que estos monumentos que son de todos caigan en el olvido o queden sepultados por el abandono.
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.

La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.

Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.

Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.

En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.
Copyleft © 2015 GLE, 


Dejar de recibir El Oriente    Modificar la dirección de suscripción