Copy
El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
Segunda época - número 126
"Orgullo de ser masones" 
Lema para 2016 de la Gran Logia de España
GLE
GLE
GLE
El Oriente
Logias
English
العربية
Afrikaans
беларуская мова
български
català
中文(简体)
中文(繁體)
Hrvatski
Česky
Dansk
eesti keel
Nederlands
Suomi
Français
Deutsch
Ελληνική
हिन्दी
Magyar
Gaeilge
Indonesia
íslenska
Italiano
日本語
ភាសាខ្មែរ
한국어
македонски јазик
بهاس ملايو
Malti
Norsk
Polski
Português
Português - Portugal
Română
Русский
Kiswahili
Svenska
עברית
Lietuvių
latviešu
slovenčina
slovenščina
српски
தமிழ்
ภาษาไทย
Türkçe
Filipino
украї́нська
Tiếng Việt
Sociedad
Un millón de firmas para lograr el asilo de los refugiados Sirios
El Comité Español del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha lanzado una campaña para recoger un millón de firmas en España para pedir a todos los países miembros de las Naciones Unidas que garanticen que todas las familias refugiadas de Siria tengan un lugar seguro donde vivir. Las firmas serán entregadas a la Asamblea General de la ONU el próximo 19 de septiembre durante la Cumbre Global sobre Refugiados y Migrantes en Nueva York.
“Ante la gran emergencia que sufre Siria, hemos decidido dar un paso que hasta ahora nunca nos habíamos planteado, la gravedad de lo que ocurre lo requiere”, explica la Directora General de Acnur en España, María Ángeles Siemens. “Creemos que ha llegado el momento de que todos los países miembros se comprometan de verdad, de una forma sincera, a abordar el drama humanitario de los refugiados sirios”, añade.

El Gran Consejo Rector de la Gran Logia de España, órgano de gestión ejecutiva de la Masonería Española, ya expresó hace meses a Acnur y Cruz Roja la disposición de los masones españoles para contribuir a la acogida material de los  refugiados. “España conoce lo que es la emigración y el exilio, pero también ha sido generoso lugar de encuentro de diferentes razas y culturas. Consecuente con sus deberes de humanidad, sus obligaciones internacionales y sus compromisos en la Unión Europea, debe hacer frente ahora a la llegada de miles de refugiados procedentes, en su inmensa mayor parte, de Siria. Los masones de Gran Logia de España no podemos ni queremos permanecer insensibles o cruzados de brazos. Fieles a nuestra propia exigencia de ser buenos ciudadanos y personas solidarias, queremos contribuir a que encuentren una digna acogida quienes, sin apenas nada material, tienen que enfrentarse al exilio”, dice la declaración.
Sociedad
La Masofobia surgió del rechazo 
a los principios democráticos
¿Cuál es el origen de la Masofobia? Esta es la gran pregunta que abordó la profesora de Historia de la UNED, Rosa María Martínez Segarra, en su conferencia ‘La Masonería vista por los otros’ dentro del ciclo organizado por la Respetable Logia San Juan de los Llanos número 36 de la Gran Logia de España, la Diputación Provincial de Albacete y el Ayuntamiento de la capital castellano-manchega. Y su tesis es clara: el choque temprano de los principios democráticos de la Masonería con el Antiguo Régimen.
La profesora recordó que  la Masonería Tricentenaria que hoy conocemos estaba formada por “humanistas provenientes de la nobleza, la burguesía, el mundo de la ciencia y, en general, por hombres libres inspirados en los principios de la fraternidad, la solidaridad humana, la tolerancia y el librepensamiento”. 

En el siglo XVIII, “entre los principios del Antiguo Régimen y los principios de la naciente Orden Masónica, existían claras divergencias”, explica. A pesar del principio de no injerencia de la institución como tal, la Masonería actuaba como una “auténtica caja de resonancia” de ideas ilustradas como “la igualdad, la libertad de pensamiento, la libertad de conciencia, la libertad de expresión, la libertad de asociación, o la libertad religiosa” que, practicadas en el seno de las Logias, serán el germen del Estado de Derecho.

En ese entorno, la Masonería sólo fue criticada en aquellos Estados que conservaron el Antiguo Régimen, no en cuanto a su carácter de “fraternidad, escuela de formación o centro filosófico”, sino en sus principios, valores e ideales. “Las críticas son alegatos a favor de la Monarquía absoluta que serán llevados a cabo por la misma fuente del poder, la Corona, y la institución legitimizadora de la misma, la Iglesia Católica”.

“Por desgracia, nuestro país es un auténtico paradigma de las opiniones más radicales de los otros sobre la Masonería”, explicó la profesora. En 1815, con el retorno de Fernando VII, “bajo la acusación de masón se persiguió también a afrancesados y liberales, muchos de ellos defensores del constitucionalismo gaditano”. El único momento de revitalización de la Masonería Española en el siglo XIX tuvo lugar en el periodo abierto con la Revolución de 1868.

En opinión de la Profesora, la Segunda República fue “el único régimen de toda la historia española en el que los masones tuvieron una notable influencia consecuencia de su libertad de movimiento”.

“La Guerra Civil y el largo periodo del Régimen Franquista supondrán para la Masonería una autentica debacle que, en derecho internacional, puede calificarse de genocidio”, afirmó. Desde los primeros días del conflicto “comenzó la persecución sistemática y el exterminio de los masones y sus instituciones”. En su opinión, la española “ha sido una represión tan fuerte” que, a pesar del tiempo transcurrido desde el final del Franquismo, decir hoy que eres masón en España es correr el riesgo de “ser mal mirado” por pertenecer a una institución que está en el origen de muchos de los derechos y libertades consustanciales a las sociedades democráticas.
Durante su conferencia, la profesora Martínez Segarra leyó algunos pasajes extensos de la Encíclica Humanus Genus del Papa Leon XIII, en la que en un año tan tardío como 1884 se reprocha a la Institución que sustente principios democráticos.

“Dogmatizan los naturalistas que los hombres todos tienen iguales derechos y son de igual condición en todo; que todos son libres por naturaleza; que ninguno tiene derecho para mandar a otro, y el pretender que los hombres obedezcan a cualquier autoridad que no venga de ellos mismos es propiamente hacerles violencia. Todo está, pues, en manos del pueblo libre; la autoridad existe por mandato o concesión del pueblo […] Y que todo esto agrade a los Masones del mismo modo, y quieran ellos constituir las naciones según este modelo, es cosa tan conocida que no necesita demostrarse. Con todas sus fuerzas e intereses lo están maquinando así hace mucho tiempo”.
Tricentenario
El Tricentenario reconstruirá la Catedral de Canterbury
Los masones británicos sufragarán con 200.000 libras la rehabilitación de la Catedral de Canterbury con motivo del Tricentenario de la Masonería.La primera piedra de la Catedral, icono de la ciudad, fue puesta en el 597. El edificio, tan antiguo como venerable, es hoy sede de la iglesia anglicana y santuario en el que reposan los restos de Tomás Becket. Según recuerda Freemasonry Today, algunos de sus arzobispos han sido Queridos Hermanos de la Orden.
Como todo edificio antiguo, el mantenimiento es constante e intenso. El llamamiento de los responsables de la catedral sobre el estado de algunas áreas del edificio movilizó a los Queridos Hermanos de las Grandes Logias Provinciales de Kent, Sussex y Surrey que, en el marco del Tricentenario de la Masonería, se han comprometido a donar 200.000 libras antes de que finalice 2016 para permitir que los trabajos de restauración, ya iniciados, puedan verse finalizados completamente.

El apoyo económico no acaba aquí. Siguiendo la tradición más pura de los masones, las Respetables Logias implicadas en el proyecto dotaron durante tres años una beca de 22.000 libras para formar y enseñar a un aprendiz de cantero. El Museo de la Masonería de Kent está diseñando una exposición para explicar el vínculo histórico y social entre la Masonería y el edificio de la catedral.
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.

La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.

Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.

Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.

En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.
El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España, representante en España de la regularidad masónica y, por tanto, el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es además depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.

Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia relacionada con los contenidos de El Oriente remítanos un correo electrónico a dircomunicacion@gle.org
Copyleft © 2016 GLE, 


Dejar de recibir El Oriente    Modificar la dirección de suscripción