Copy





7
Contacto Astro-sintesis



Creer en la Astrología


En términos generales, la mayoría de las personas tuvo su primer contacto con la astrología a partir de los horóscopos de los diarios o de los libros de predicciones editados poco tiempo antes del comienzo de cada año. Así supimos de la terquedad de los Tauro, la rebeldía de los Acuario, de la intensidad erótica de los Escorpio, de la genialidad de los Leo, etc, etc. También supimos que aquel lunes los Géminis tendrían una dura jornada laboral y que debían evitar discusiones con sus jefes en la oficina... Como si los millones de geminianos y geminianas del planeta trabajaran en urbanas oficinas junto con sus particularmente atribulados jefes. Si bien la astrología encierra una increíble y compleja sabiduría (ahora lo sabemos mejor que nunca), tenemos que aceptar que todos comenzamos creyendo en ella como una forma mágica de conocimiento.

La creencia es sólo la primera etapa de un proceso mucho mayor de maduración psicológica. Se trata de un estado de la mente que afirma ideas y opiniones que no tienen una justificación del todo lógica ni está validada como una experiencia de primera mano.
Cuando alguien dice que cree -o no cree- en la astrología, lo que en realidad está haciendo es repetir una información mental con la que por alguna razón puede o no concordar. Sin embargo la creencia marca un norte hacia el cual se puede seguir avanzando si se decide invertir más energía psíquica en esa dirección.

La creencia se transforma en fe cuando se involucra la emoción y se adopta una posición mucho más activa y comprometida con aquello que se cree. Uno puede investigar con mayor confianza acerca de algo que todavía no entiende, pero que presiente como verdadero y de gran valor. Recuerdo a mi primer maestra de astrología que me dijo ante mis titubeos y pruritos intelectuales "empezá a estudiarla seriamente y sin preconceptos, después hacé lo que quieras..."

Alejandro Christian Luna



•
•
•