Copy
No ho veus bé? consulta la versió online

Butlletí setmana del 4 de juliol


* RAÜL VALLS - President del Centre per la Sostenebilitat Territorial i patró de la Fundació, ha publicat aquest article  a El Punt-Avui "Una de les grans contradiccions d'aquest inici de segle és el gran convenciment amb què des de les institucions polítiques es parla de la necessitat d'un canvi de model de desenvolupament i de la “real política” quotidiana que continua projectant a casa nostra noves autovies, desdoblaments, carreteres... com si l'escalfament global fos cosa d'altres.

* Aquest juliol recordarem el 80è aniversari del cop d'estat feixista a Espanya que va desembocar en tres anys de guerra. Però el 19 de juliol també es commemora el 80è aniversari de l'Olimpíada Popular que s'havia de celebrar a Barcelona en contraposició als Jocs olímpics que es celebrarien a Berlín amb caire feixista. La Fundació Alternativa ha estat compromesa de fa molts anys en donar valor a aquesta part de la nostra història i per això organitza cada any a l'octubre la cursa Lluís Companys. Fruit d'aquest interès es va preparar una exposició amb el títol "Els Jocs oblidats" per donar aquest contingut a la cursa. Aquest any, aquesta exposició es podrà veure a la seu de CCOO (del 8 al 26 de juliol) i posteriorment a la seu d'UGT.
                                          
Més enllà dels actes institucionals, s'ha creat una comissió organitzadora en el si de la UCFRC del 80è aniversari que amb el lema "Esport sí, racisme no" impulsa i coordina diversos esdeveniments culturals i esportistes sobre aquest tema. Us n'anirem informant.

* Miren Etxezarreta, catedràtica emèrita d’economia aplicada de la UAB, ha fet aquesta reflexió sobre el Brexit que ens permet publicar.

"El Brexit. Un análisis de clase

Los británicos han decidió dejar la UE. Y ha estallado el escándalo. Ahora parece que el que hayan ganado los partidarios de abandonarla es una terrible desgracia, para los británicos, para Europa y para el mundo entero. Y se multiplican los calificativos contra los que han votado por el Brexit con un terrible desprecio por los mismos: irrazonables, irresponsables, estúpidos, …  (Carlin, periodista inglés que trabaja para El País) ¿Es esta su visión de la democracia? Si tan terrible es este resultado, ¿por qué se permitió  este referéndum? Da toda la impresión que lo consintieron porque en ningún momento pensaron que los partidarios de salirse iban a ganar. ¡Cuántas trampas en esta consulta¡
El resultado me lleva a interpretarlo en clave de clase. Han votado por quedarse las élites, los negocios, los yupis de la City, la gente que tiene empleo, a la que le va bien y los jóvenes que, ¡ilusos¡, piensan, como jóvenes que son, que a ellos también les irá bien. No es casualidad  que sea la Bolsa y la moneda las que muestran más sobresalto ante la salida, mostrando  que son los capitales quienes están más preocupados ante la mínima posibilidad de no poder seguir haciendo magníficos negocios.  Y han votado por salir aquellos que han sido dejados al margen, los trabajadores de las antiguas zonas industriales que no tienen empleo, los ancianos con sus pensiones fuertemente recortadas, los que viven en zonas rurales casi abandonadas, los que sufren la competencia de los inmigrantes en su búsqueda de trabajo, de vivienda, de recursos sociales. Los pobres, en una palabra. Esta votación ha mostrado claramente a quien le hace daño ‘Europa’.  El referéndum ha supuesto una oportunidad  para hacer oir su voz y están diciendo que sus vidas se están deteriorando.
Oportunidad que han aprovechado los xenófobos que siempre han existido en el país y, muy activos, han sabido ahora aprovechar el momento. Hay que decir que el rechazo a los inmigrantes que ha reforzado este voto de salida es terrible, que algunas de las razones de este voto de salida muestran la deshumanización de millones de habitantes del Reino Unido y su miseria ideológica. Son razones tremendamente equivocadas, desde luego, que como tales hay que rechazar, pero ¿son mejores las que rigen el voto de quienes sólo piensan que así tendrán mejores condiciones de trabajo y de vida, ellos, sin pensar en los millones que esta ‘Europa’ está dejando de lado? Más de la mitad del Reino Unido se siente muy mal en esta comunidad. Lisa MCKencie sociologa inglesa especialista en relaciones laborales dice: A juzgar por mis investigaciones, yo sostendría que el debate del referéndum en el seno de las comunidades de clase trabajadora no tiene que ver con la inmigración, pese a la retórica. Tiene que ver con la precariedad y el miedo. Tal como me dijo un grupo de mujeres del este de Londres: “Estoy harta de que me llamen racista porque me preocupo de mi madre y de mi propio hijo”, y “No le envidio a nadie que necesite un techo y no se lo pueda permitir tampoco”.(SP , junio 2016)
Si se piensa con un poco de calma se puede observar que lo mismo sucede en  otros muchos países de la Unión, entre ellos el nuestro,  ¿por qué no van a tener derecho a mostrar su malestar? ,  ¿por qué  los dirigentes económicos y políticos, aquellos a los que les va bien, no quieren darse cuenta de ello?
La UE tiene que cambiar si quiere que las ciudadanías la aprecien. Y lo están diciendo todos los dirigentes. Lo malo es que no se sabe hacia dónde cambiará, porque el Sr. Hollande por ejemplo dice: ‘hay que reforzar la UE en defensa, seguridad, control de fronteras, empleo…’ , los otros dirigentes piden calma y tranquilidad. ¿Es este el cambio que van a impulsar? No quieren darse cuenta que lo que hace que no se valore la UE son las durísimas consecuencias negativas que ella implica en la vida de la gente de a pie. No hemos oído decir que hay que eliminar los planes de ajuste y cambiarlos por potentes apoyos a las actividades sostenibles que generen  empleo, aumentar el presupuesto para mejorar las ayudas sociales,  organizar la inmigración de forma que no causen problemas a los más destituidos. O simplemente explicar con claridad que no son los inmigrantes los que causan los problemas sino un capitalismo senil incapaz  de proveer de medios de vida decentes a más de la mitad de la población de uno de los países más ricos del mundo.
Hay que destacar también la exageración de los medios de comunicación. Parece que se hundirá la economía europea, incluso se habla con alarma de las consecuencias para España. No es tan grave. Quizá las empresas del Reino Unido, la City, el emporio del capital y la especulación financiera, pierdan un poco de ventaja comparativa,  pero vivimos en una economía globalizada y los capìtales, el comercio, la tecnología,  operan ya en el mundo entero con o sin la cubierta de la UE. ¿Acaso no está la UE llena de capitales y empresas de todos los países del mundo y todos los países de fuera de la UE  no están ocupados por empresas europeas? No explican mucho que quizá algunas empresas y capitales financieros que quieran deslocalizarse pasarán ahora al continente europeo. Los medios no tienen escrúpulo en hacer ver que unos movimientos de la Bolsa y la moneda que probablemente duraran sólo unos días - es bien sabido que el dinero es muy asustadizo y que su primera reacción es siempre intensa-van a afectar de forma duradera a, por ejemplo, el empleo en el Reino Unido, a todos los trabajadores españoles en Gibraltar, los ancianos británicos que cobran sus pensiones y viven en España,  las exportaciones españolas…  y se olvidan que el Reino Unido no está en el Tratado de Schengen, que permite la libre movilidad de las personas por lo que la inmigración que experimentan no tiene tanto que ver con la UE, y que, por el contrario, está en la Organización Mundial de Comercio que impide que los aranceles que pueden dificultar las importaciones británicas sean altos, etc, etc, etc. Es  un planteamiento lleno de mentiras y aseveraciones falsas. Por los dos lados, pero una vez ganado el referéndum, la alarma desatada en el lado perdedor es increíble e intolerable. ¡Hasta dicen que quieren rehacer la votación¡ O sea, o ganamos unos, o seguimos preguntando hasta que se conteste lo que queremos. Ya lo hicieron en el referéndum irlandés y consiguieron lo que querían, ¿Qué quedará de la idea de democracia si lo repiten ahora?
Avergüenza también la superficialidad de los análisis de los profesionales –economistas, sociologos, polítólogos y periodistas-  que no dejan de repetir los lugares comunes y de insistir en la terrible problemática que la salida va a causar, sin intentar explicar un momento lo que probablemente va a suceder. Y es más grave, porque ellos debieran saber que la dinámica no se parece mucho a  la que ellos aceptan mostrar.
Podríamos continuar mucho más, pero no tenemos espacio.  E resumen: que el Brexit ha mostrado la nítida división del Reino Unido en clases sociales y que los británicos pobres (estimulados por la xenófoba extrema derecha) han mostrado su malestar  al tener una oportunidad de manifestarlo y que tienen todo el derecho a hacerlo (aunque algunas de sus razones sean equivocadas). Que quizá perjudiquen, no demasiado, a otras clases sociales y ¿algo más a los capitales que operan en la City?,  pero que los pobres están siendo ya muy perjudicados desde hace muchos años y ahora quieren un cambio. Y que el mismo sentimiento está ampliamente difundido en muchos países de la UE. Es necesario que los dirigentes de la UE entiendan correctamente el mensaje y si quieren que  sobreviva cambien radicalmente su política económica. Y no acusen de los problemas que puedan surgir del abandono del Reino Unido  a los más pobres y marginados de aquel país, sino a una dinámica de la política económica de la UE y los gobiernos de los países que la conforman que ha conducido a que las clases más modestas estén sufriendo mucho y puedan ser presa de los xenófobos, en lugar de hacer que la población británica pueda vivir con dignidad en una de las partes más ricas del mundo".

* Recordeu que encara esteu a temps de matricular-vos al post grau de la UB que coordinen Roigcultura i Sin Permiso "Economía y filosofía política del capitalismo contemporáneo"




                           



 
 
 




 


 
 
 
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Web
Web
Donar-se de baixa del butlletí

Email Marketing Powered by Mailchimp