Copy
APLIJ 2014
View this email in your browser

Boletín bimensual

  • Noviembre / Diciembre
  • 2014

Una nueva misión

Haz click aquí para ver el Conoce a tu autor

Mantente informado

Facebook
Twitter

Homenaje a la Patria Narradora y Poética
LITERATURA INFANTIL PANAMEÑA Y LA INVASIÓN
Por:  Dra. Leda Abril Moreno

La literatura infantil tiene entre sus funciones, la transmisión de valores, la transmisión de la cultura y la transmisión de la creación. Aunque hoy día su carácter literario tiene tendencia privar sobre el carácter moral, sigue funcionando como un mecanismo formativo de la adaptación del niño y la niña a su contexto social. Panamá sufrió en Diciembre de 1989 el operativo militar Norteamericano, conocido como La Invasión: 26,000 unidades militares norteamericanas se enfrentaron a 12,000 efectivos panameños, con el propósito de capturar al General Manuel Antonio Noriega, gobernante de facto del país. El Cuartel Central del las Fuerzas de Defensas Panameñas, se ubicaba en el populoso barrio de El Chorrillo, construido a principios del siglo XX, a orillas del Canal y contaba en esa fecha con una población infantil de aproximadamente 8 mil niños. El barrio, en su mayoría compuesto de casas de madera, se incendió, llamándosele “La Pequeña Hiroshima”. No han logrado contabilizarse la cantidad de víctimas. No existen museos dedicados al tema que expongan a las nuevas generaciones a un hecho que cambió nuestro país. Los textos escolares que revisan el tema son escasos, así como aquellos escritos para niños y jóvenes, reflejando un trauma profundo en la sociedad panameña. Todas estas carencias impiden que las nuevas generaciones de niños panameños se formen un concepto de lo que supuso este conflicto armado.

1. AUTORES E INFANCIA FRENTE AL TRAUMA DE GUERRA
- Los escritores, como seres sensibles siempre han reflejado lo sucedido en la sociedad a la que pertenecen.  También se han esforzado constantemente en la búsqueda de la belleza y la perfección. Particularmente, los escritores de literatura infantil y juvenil, se esfuerzan por ofrecer la visión de un mundo mejor. La ausencia casi total de textos que reflejen La Invasión de 1989 en la literatura infantil y juvenil panameña, no hace menos que llamar la atención sobre una herida profunda que casi un cuarto de siglo después, no ha sanado en la sociedad. A diferencia de países como Sud África, donde el Presidente Nelson Mandela llevó a una gran concertación nacional y se expusieron las razones y traumas de ambas partes, en Panamá, se ha intentado echar velos tras velos oficiales sobre los sucesos. Los escritores de literatura infantil-juvenil panameños, en general, han limitado este intento de olvidar oficialmente lo sucedido.   Antonella Ponce destaca como la autora que se interesó por los niños de El Chorrillo en el período inmediato post Invasión. Su libro “Las casas son para vivir, que no vuelva la guerra” , compila textos y dibujos de un grupo de niños refugiados de 5 años de edad con los que desarrolló un trabajo psicopedagógico.  

    

Por ejemplo, Mélida, una niña describe en un texto y dibuja: “Se quemaron mucho las casas porque había mucha candela. A esta señora le dispararon y el beby lloró y el beby se quedó triste. Esta es la candela y las casas que se quemaron. Se quemaron mucho las casas y la gente salieron corriendo para que no se quemaran todas las casas, y las casas se quemaron y ahora dicen que están haciendo las casas, y las que están aquí se quemaron. Yo estaba muy triste porque se quemaron las casas.” Aunque estos textos documentan de manera realista los efectos socio psicológicos en estos niños, no representan textos de literatura infantil o juvenil que puedan integrarse en la educación o en la lectura cotidiana de los lectores.

Al igual que en la literatura mundial, Antonella Ponce postuló en sus textos la necesidad de asistir a este grupo de niños víctimas de la guerra, en su recuperación así como reintegración social. La sociedad panameña ha vuelto mucho más violenta con respecto lo que fue en la década de los 80. Los antiguos niños del reconstruido El Chorrillo, son los adultos de uno de los barrios más difíciles del país, donde han prosperado la pobreza, las armas, las pandillas y el crimen organizado. Se describe en la literatura científica, que los niños que han vivido una experiencia de guerra, han sido expuestos a : muertes, violaciones, heridas, amenazas contra la vida, heridas, falta de víveres, miedo a las bombas, a la integridad corporal, pérdida de familiares, pérdida del status de vida, entre otros. Ha sido descrito como causa directa de estos incidentes, actividades posteriores delincuentes o ansiedad/depresión. Antonella Ponce, describió en la Revista Panameña de Sociología las condiciones de vida social, familiar, económica y cultural de estos niños, pre y post Invasión, así como las reacciones secundarias al bombardeo: gritos, llantos, insensibilidad emocional, terrores nocturnos, conductas regresivas, somatizaciones. Si se hubiese contado con suficientes textos escritos para estos grupos, habrían servido de base para múltiples trabajos con la juventud afectada por la violencia de la guerra, en El Chorrillo y otros barrios.

Revisando el borrador de este escrito, Lizbeth, Secretaria Médica que contaba en 1989 con 7 años, recuerda al ver los dibujos de “Las Casas son para vivir, que no vuelva la guerra”, su propia experiencia, en el barrio de Tocumen a 30km del Chorrillo y adyacente al Aeropuerto Internacional que fue ocupado militarmente por el ejército Norteamericano: “los dibujos de estos niños me hacen recordar lo que viví: los helicópteros tirando balas, mis hermanas y yo horas tumbadas en el piso. Nosotras llorábamos. El barrio entero fue ocupado por militares. No teníamos que comer y esos mismos militares nos dieron días después, dulces y comida.- (La Invasión fue cerca de laNavidad).- Nos llevaron a vivir donde unas tías en Las Cumbres. Nunca les he hablado a mis hijas de esta experiencia. Supieron de la Invasión por un programa de televisión. Me hubiera gustado tener este libro para así poder explicarles a mis hijas como fue. ” Es que la fuerza gráfica de los dibujos infantiles, va más allá de la censura adulta: humo, fuego, gente tumbada en el piso. Lágrimas. Muertos. Mujeres, hombres, niños y bebés muertos. Helicópteros en el cielo que lanzan hilos rojos (láseres) a las casas y a las gentes.

2. GUERRA, VIOLENCIA Y PAZ -
¿Existe un rol para la violencia en la literatura infantil? La misma pregunta se hace la autora Megan Creasy en su texto: ¿Does violence have a place in children literature? Hay escuelas que abogan que la literatura infantil debe estar exenta de imágenes violentas, que inician principalmente desde la era moderna, sin embargo, la autora expone en su texto que dado que la violencia existe en la sociedad, los niños deben estar conscientes de las realidades que enfrentan [6]. La misma autora continúa en su texto exponiendo, que a pesar que las historias referentes al Holocausto se escribieron paulatinamente, en 2002 la literatura de Estados Unidos se pobló con textos para niños y jóvenes después de la tragedia de las Torres Gemelas en 2001. La mayoría de los cuentos clásicos de hadas están plagados de ejemplos de violencia: El lobo que se come a la abuela en la caperucita roja, La sirenita que se corta la lengua con el tal de perder su cola, entre otros. Es muy difícil hoy día eliminar completamente la violencia de la niñez, dada la presencia de los medios de comunicación y el Internet. Lo que si podemos ofrecerles es mensajes y textos que les permitan un análisis crítico y la búsqueda de la paz en los conflictos.

3. TEXTOS PANAMEÑOS

 - El cuento clásico que expone el tema de la guerra en la literatura infantil panameña es “El Niño y la Bomba” de sociólogo y escritor panameño, Raúl Leis. Su versión original data de 1986. Allí expone la relación de un niño con una bomba y como consigue desarmarla. No podemos olvidarlos campos minados que todavía existen en nuestro país desde la segunda guerra mundial. A pesar que esta bomba es muy personal, a la vez, es muy universal. Desarmarla significa obtener la paz. Raúl Leis ofrece en su texto un ejemploconcreto de la búsqueda y la negociación para la convivencia en paz.

Leadimiro González en su cuento “La Invasión” expone mediante animales antropomórficos la invasión de la selva nativa de un grupo de animales por parte de unos cazadores. Los animales eventualmente “ echan a los cazadores de sus tierras. Este texto está dirigido a niños y niñas de edad pre escolar y escolar. El final dado a este cuento es un final idealizado con respecto a lo sucedido en la verdadera Invasión, sin embargo, puede servir como base. Estela Perigault de Malgrat, en su cuento: “Don Guille”, escribe sobre La Invasión utilizando los barrios del Chorrillo-San Felipe, y cómo los chicos buscan refugio de ellas de las bombas. Este texto está dirigido a niños y niñas de edad escolar y está muy bien ambientado. Fue ilustrado por Rogelio Carles panameño que vive en Nueva Zelandia. Los niños salen de su refugio, cuando la mayor parte del peligro ha pasado. La autora explica que no quiso exponer a los niños del cuento a visiones de cadáveres o personas desmembradas, tal como ocurrió en La Invasión real. Este cuento avanza con respecto a los textos anteriores en involucrar a los actores en un escenario realista.
 

4. CONCLUSIONES - Hay muy pocos ejemplos en la literatura infantil panameña que hablen sobre la Invasión de 1989. Probablemente sea secundario a un trauma no superado como colectividad, o a la visión que todavía persiste entre los autores, de que existen temas tabúes y que a la juventud debe mostrárseles un mundo idealizado. Este año se cumplen 25 años de la Invasión, por lo que nos enfrentamos a un marco histórico para recordar la fecha y exponer a las generaciones que no fueron partícipes de los acontecimientos, a los hechos reales, con el fin de que busquen una cultura de la paz en base a sus propias conclusiones.

"La Casa de Todos"

El domingo 9 de noviembre se presentó, el libro de poemas para niños "La casa de todos", del escritor cubano Alberto Peraza Ceballos, ilustrado por niños cubanos con síndrome de Down, miembros del Proyecto "CON AMOR Y ESPERANZA", de Jesús Carrete y Coralina Hernández.
El evento contó con la presencia de instituciones de Educación Especial, familiares y amistades.
 

Ciento once años de la Separación de Panamá de Colombia

El 3 de noviembre de 1903 tuvo lugar la proclamación de la independencia en la ciudad de Panamá, decisión que halló inmediatamente respaldo en el resto del país y los panameños de consumo declararon este territorio como un Estado independiente y soberano con el nombre de la República de Panamá. 
Poesía en honor  a la Patria en el mes de noviembre.
 
Al Cerro Ancón (fragmento)
Por: Amelia Denis de Icaza
 
 
Ya no guardas las huellas de mis pasos,
ya no eres mío, idolatrado Ancón.
Que ya el destino desató los lazos
que en tu falda formó mi corazón.
 
Cual centinela solitario y triste
un árbol en tu cima conocí:
allí grabé mi nombre, ¿qué lo hiciste?,
¿por qué no eres el mismo para mí?
 
¿Qué has hecho de tu espléndida belleza,
de tu hermosura agreste que admiré?
¿Del manto que con recia gentileza
en tus faldas de libre contemplé?
 
¿Qué se hizo tu chorrillo? ¿Su corriente
al pisarla un extraño se secó?
Su cristalina, bienhechora fuente
en el abismo del no ser se hundió.
 
¿Qué has hecho de tus árboles y flores,
mudo atalaya del tranquilo mar?
¡Mis suspiros, mis ansias, mis dolores,
te llevarán las brisas al pasar!
 
Tras tu cima ocultábase el lucero
que mi frente de niña iluminó:
la lira que he pulsado, tú el primero
a mis vírgenes manos la entregó.
 
Tus pájaros me dieron sus canciones,
con sus notas dulcísimas canté,
y mis sueños de amor, mis ilusiones,
a tu brisa y tus árboles confié.
 
Más tarde, con mi lira enlutecida,
en mis pesares siempre te llamé;
buscaba en ti la fuente bendecida
que en mis años primeros encontré.
 
¡Cuántos años de incógnitos pesares,
mi espíritu buscaba más allá
a mi hermosa sultana de dos mares,
la reina de dos mundos, Panamá!
Autora:

Amelia Denis de Icaza (Panamá, 28 de noviembre de 1836-Nicaragua 6 de junio de 1911).  Su padre, Saturnino Denis, era de Francia; y su madre, panameña. Desde muy pequeña sintió interés por la literatura y dedicaba parte de su tiempo a escribir poesía. Demostrando agrado hacia la escritura, ayudó en el periódico que editaba su padre en ese entonces.
Recibió la educación primaria en la Primera Escuela Elemental de Niñas en el barrio de Santa Ana. Por otro lado, su hogar fue responsable de su desarrollo social y cultural.   Doña Amelia vivió en Nicaragua durante más de 20 años. Trabajó en varios periódicos, entre los que destacan “El Trabajo” y “El Bien Público”, utilizando el seudónimo de Elena.
En cuanto a su poesía, Doña Amelia guarda un estilo que, aunque denota complejidad, para ella fue muy fácil de dominar. Sus obras tienen un fuerte contenido social y político; contienen aspectos de la sociedad y la época en que vivió.
-----------------0--------------------
Canto a la bandera (fragmento)
Canto a la bandera


¡Ved cómo asciende sobre el mar la enseña
que refleja en sus vívidos colores
el mar y el cielo de la patria istmeña!
¡Mirad...! ¡Es la bandera panameña,
vistosa cual gentil manto de flores!
 
¡Ved cómo asciende al mástil del velero
serpenteando con lánguida armonía
bajo la luz del matinal lucero,
mientras canta fornido marinero
con ruda voz, canciones de alegría!
 
El céfiro de Ancón, puro y fragante
como beso de virgen, acaricia
la tenue seda del pendón flotante
y tierno idilio sobre el mar sonante
con el céfiro la bandera inicia.
 
¡Bandera de la patria! ¡Con celajes
de púrpura encendida, con pedazos
del cielo de los ístmicos paisajes
y de marina espuma con encajes
tejieron nuestras vírgenes los lazos!
 
¡Bandera de la patria! Las estrellas
en tus colores su fulgor derraman
perennemente vívidas. Por ellas,
los hombres duros, las mujeres bellas
¡en patriotismo férvido se inflaman!
Autor:
Gaspar Octavio Hernández (1893-1918)  Nació en la ciudad de Panamá, el 14 de julio de 1893, de humildísimo origen, es el más joven de los poetas primeros de la República y también el más sometido al influjo modernista. Autodidacto, mostró dominio sobre los instrumentos de su arte. 
Fue correcto verificador, y poeta. Agrada en Hernández su voluntad de perfección. Hombre imaginativo, realizó cosas singulares. Y dejó dos libros: Iconografías (1915), prosa que incluye cuentos y notas críticas, y Melodías del pasado (1915); a lo que se agrega La Copa de Amatista (1923), libro póstumo.   Hacia el final de su vida empezó a interesarse por el tema popular. Sus pocos poemas de ese tipo nos indican que ese camino le llevarían al encuentro de su yo esencial. Con todo, su obra constituye uno de los más importantes logros de la poesía panameña. Si Hernández fue un autodidacta, su joven exégeta ha demostrado técnicamente su genialidad poética. Sin su prematura muerte, su modernismo hubiera alcanzado el más alto nivel continental.
-----------------0--------------------
Panamá Defendida
Por: José Franco


Entonces fue la Patria
los caminos del indio.
Los playones,
las montuosas
serranías atlánticas,
las salinas del mangle
y los estuarios.
Fue la Patria la tribu,
los juncales,
el fastidio del humo
en los bohíos,
la sierra agreste,
anónima.
Pesarosos, hostiles,
los senderos del hombre
fueron ríos,
cordilleras de rocas
y jaguares.
 
 
Del turbulento Atrato
al chiricano suelo pastoril,
la Patria ha sido siempre
los andantes caminos,
los galopes
del aire inmemorial,
territorio
de tránsito perpetuo.
La selva, las raíces,
la hierba adusta,
huraña,
las pesarosas tumbas
aborígenes,
seguían los pantanos,
las chozas familiares,
las aldeanas inscripciones
cerca de los riachuelos
solitarios,
donde nacen remansos
y marismas,
y el cardumen remonta
los bajíos.
 
Simples, rústicos
troncos ágiles,
fueron los indios flechas,
rupestres signos, manos
ornamentales; ollas
profundas de almidón
alfarero.
Modelaron el barro,
las hamacas
del viento forestal,
las estatuarias
costas del Pacífico;
sonoras, armoniosas,
asientos del crepúsculo
y la espiga.
Porque antaño el maíz,
esmalte y fuego,
panal de arcilla roja,
fue certeza
en la "chákjaras",
atavío textil,
sueño multicolor
del cántaro y la sangre.
Autor:

José Franco nació en Calobre, Veraguas, el 24 de marzo de 1936. Estudio en la Escuela Normal J. D. Arosemena de Santiago y en la Universidad de Panamá, Licenciatura y Profesorado en Letras. También realizó estudios en La Universidad Central de Quito.
Periodista y diplomático, fue embajador de Panamá en Paraguay, Uruguay y Argentina. Ha sido Director del Instituto Nacional de Cultura; Asesor editorialista y columnista de Editora Renovación, S.A.; Director del Diario La República; Director de Información con rango de Embajador, del Ministerio de Relaciones Exteriores; Miembro principal de la comisión redactora del Proyecto de la Constitución Política de Panamá en 1972.
 
Ha merecido numerosas distinciones extranjeras como diplomático, periodista y hombre de letras. Ha ganado premios en el Concurso Literario Ricardo Miró, como poeta y autor teatral. Obtuvo el Premio Nacional de Folklore, en la sección décima, en 1966, 1967 y 1968. Mereció el Premio Nacional de Periodismo en 1967, en la sección Columna; en 1964, en la sección Reportaje; en 1966, en la sección Editorial; en 1984, en la sección Editorial; y en 1985, en la sección Columna, entre otras distinciones nacionales.
-----------------0--------------------
Patria,
Por: Ricardo Miró
(Fragmento)
 
¡Oh patria tan pequeña, tendida sobre un istmo
donde es más claro el cielo y es más vibrante el sol, (1)
en mí resuena toda tu música, lo mismo
que el mar en la pequeña celda del caracol!
Revuelvo la mirada y a veces siento espanto
cuando no veo el camino que a ti me ha de tornar...
¡Quizá nunca supiese que te quería tanto,
si el Hado no dispone que atravesara el mar!...
La patria es el recuerdo... Pedazos de la vida
envueltos en jirones de amor o de dolor;
la palma rumorosa, la música sabida,
el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.
La patria son los viejos senderos retorcidos
que el pie, desde la infancia, sin tregua recorrió,
en donde son los árboles antiguos conocidos
que al alma le conversan de un tiempo que pasó. (2)
En vez de estas soberbias torres con áurea flecha,
en donde un sol cansado se viene a desmayar,
dejadme el viejo tronco donde escribí una fecha,
donde he robado un beso, donde aprendí a soñar.
¡Oh mis vetustas torres, queridas y lejanas,
yo siento las nostalgias de vuestro repicar!
He visto muchas torres, oí muchas campanas,
pero ninguna supo, ¡torres mías lejanas!,
cantar como vosotras, cantar y sollozar.
La patria es el recuerdo... Pedazos de la vida
envueltos en jirones de amor o de dolor;
la palma rumorosa, la música sabida,
el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor.
 
 
¡Oh patria tan pequeña que cabes toda entera
debajo de la sombra de nuestro pabellón:
quizás fuiste tan chica para que yo pudiera
llevarte por doquiera dentro del corazón! (3)
Autor:
Ricardo Miró Denis. (Poeta, novelista, cuentista y promotor cultural). Nació en la Ciudad de Panamá el día 5 de noviembre de 1883. Falleció el 2 de marzo de 1940. Cumplidos quince años, Miró marchó a Bogotá. Estudió pintura en la Escuela de Bellas Artes, regentada por Don Epifanio Garay, y estuvo internado en el Colegio Menor del Rosario, hasta cuando la revolución de 1899 determinó su retorno al hogar. 
Entonces, se ha dicho, tomó clases de pintura con Don Carlos Endara y en su taller fotográfico trabajó por algún tiempo. Sirvió luego en el batallón Colombia, hasta la víspera de la separación. En 1907, Miró se incorpora al personal de la Secretaría de Instrucción Pública. En 1908 marcha a Europa incorporado al servicio exterior. En marzo de 1910 es nombrado cónsul en Marsella. En 1914 para a servir en la Secretaría de Fomento, como jefe de la sección agrícola. En 1917 se le designa Secretario de la Gobernación de Colón; Director de los Archivos Nacionales (1924-1927). Obras publicadas: Preludios (poesía, 1908); Segundos preludios (poesía, 1916); Las noches de babel (novela aparecida por entregas en El Diario de Panamá en 1913); Flor de María (novela, 1922); Versos patrióticos y recitaciones escolares (1925); Caminos silenciosos (poesía, 1929); El poema de la reencarnación (1929); Antología poética : 1907-1937 (1937). Sirvió por años en El Diario de Panamá, con el seudónimo de Juan Franco, la columna de postres. Secretario perpetuo de la Academia de la Lengua.
4 de Noviembre.  Día de los Símbolos Patrios
 
El 4 de noviembre se celebra el día de los Símbolos Patrios en nuestro Panamá, según el Artículo 51 de la Ley 2 de 23 de enero de 2012, por lo que el país se avoca a las calles para exaltar nuestros preciados tesoros de identidad nacional. 
Mediante la Ley 34 de 1949, Panamá adoptó como Símbolos de la Nación:

Bandera Nacional:
 
Dividida en cuatro cuarteles, su bello tricolor (azul, rojo y blanco) nos representa alrededor del mundo. Fue diseñada por Manuel E. Amador, mientras que la primera bandera de Panamá fue confeccionada por María Ossa de Amador. En sus cuadrantes estaban representados el partido Conservador, con el color azul; el Liberal, con el color rojo; mientras que el blanco representa la paz y la unidad que debe reinar en la nación. La estrella azul simboliza la pureza y la honestidad que debe normar la vida cívica de la patria, y la estrella roja la autoridad y la ley.

 
Escudo Nacional:
Surgido de la originalidad, creatividad y precisión de Don Nicanor Villalaz, cuyo diseño enmarca cada suceso de nuestra historia, desde la separación de Panamá de Colombia aquel atardecer de 1903, así como la riqueza, el progreso, la naturaleza y lucha que protagonizaron cientos de panameños en aquella época.


Himno Nacional

Su melodía y letra expresa los sentimientos, ideales y esperanzas de todos los panameños. El autor de la música del Himno es Don Santos Jorge, y su letra de Don Jerónimo Ossa.

Este día estudiantes y delegaciones de todo el territorio nacional, realizan desfiles cívicos en los que interpretan alegres tonadas, llenas de fervor patriótico para expresar su respeto a la historia, a la soberanía y a los Símbolos Patrios.

5 de noviembre 1903
Fue el 5 de Noviembre cuando se aseguró la separación de Panamá, pues se concretó en la ciudad de Colón el retiro de las tropas Colombianas del territorio panameño.


Flor del Espiritu Santo es la Flor Nacional de Panamá

Se caracteriza por tener pétalos de un color marfil intenso, adornados en el centro de su libelo con una bien definida y delicada paloma que florece en los meses de julio a octubre.

La Flor Del Espíritu Santo
Por: Tomás Martín Feuillet
(fragmento)
De nuestros bosques en lo más recóndito,
bajo altísimos techos de verdor,
erguida crece entre peñascos áridos
una preciosa, peregrina flor.
 
Oculta siempre a las miradas, tímida,
sólo en la espesa selva se la ve,
por miedo acaso de que airado el ábrego,
con su flexible talle en tierra dé.
 
Ella no ostenta ni brillante púrpura,
ni matices de gualda y de carmín;
mas son de nieve sus hermosos pétalos,
más blancos que azucena, que jazmín.
 
La flor es esa que del Santo Espíritu
he escuchado llamar desque nací,
y en cuyo cáliz, el perfecto símbolo
de esa imagen divina siempre ví.
 
¡Ah!, Yo recuerdo que en la infancia plácida
con respeto a esas flores me acerqué,
porque juzgaba en mi inocencia cándida
que eran emblemas de piadosa fe.
 
Y me han contado que radiantes ángeles
las vienen en la noche a custodiar,
para impedir que de sus tallos débiles
las arranquen los vientos al pasar,
 
Y que con ellas cuando ya el crepúsculo
derrama en el espacio su arrebol,
tejen guirnaldas las campestres vírgenes
para ofrecerlas al naciente sol.
 

http://www.oocities.org/athens/olympus/9427/feuill2.jpgAutor:
Tomás Martín Feuillet (1834-1862)Nació en la Chorrera el 17 de septiembre de 1834.
Poco después de su nacimiento fue entregado a los esposos Martín Feuillet, quienes lo criaron como su hijo. Hace algunos estudios en Panamá y luego los prosigue en Bogotá y Jamaica.
No pudo continuar sus estudios debido auna enfermedad que le dejó lisiado de una pierna. Fue secretario particular de Julio Arboleda en el Perú y a su regreso con él de una peligrosa Misión muere asesinado por los indios bijaos en 1862.
 

Feuillet es el representante típico del poeta romántico. En su obra se destacan temas tales como: "el pesimismo, la melancolía, la tristeza, el hastío de la vida y el presentimiento de la muerte cercana".
El poema que le ha valido reconocimiento nacional ha sido sin duda : "La Flor del Espíritu Santo", dedicado a la flor nacional de Panamá.

10 de noviembre de 1821

Primer Grito de Independencia de la Villa de Los Santos.  Rufina Alfaro según la historia es la figura que encabezó este histórico hecho que sucedió un 10 de Noviembre de 1821. La Villa de Los Santos fue protagonista que todo un pueblo se alzara en contra del Gobierno Colonial Español siguiendo su ejemplo otros pueblos del interior del país.  Los hechos ocurridos en el interior aceleraron el movimiento de independencia en la ciudad capital.  Después de evaluada la situación por la Junta formada por el Cabildo, las autoridades militares, civiles y eclesiásticas se terminó por declarar la Independencia de Panamá de España el 28 de noviembre de 1821.
 
28 de noviembre de 1821.  Independencia de Panamá de España

Panamá cumple 192 años de independencia. Este acontecimiento histórico fue el proceso emancipador desarrollado entre el 10 de noviembre y el 28 de noviembre de 1821 por el cual Panamá rompe los lazos coloniales que existían entre su territorio y el Imperio español, dando así término a 320 años de vida colonial.
El movimiento panameño de independencia de la Corona Española se inicia el 10 de noviembre de 1821 con la Independencia de la Villa de Los Santos dirigido por Segundo Villareal, el cual contó con el respaldo de otras ciudades de la provincia como Natá, Penonomé, Ocú y Parita.
Se proclama finalmente la Independencia de Panamá, el 28 de noviembre de 1821 y acto seguido, esta nuestro país decide de manera voluntaria unirse a la Gran Colombia de Simón Bolívar, (junto con Venezuela, Ecuador y Colombia), inspirados en las ideas de Libertad de este libertador.

Orden Manuel José Hurtado
Ameth Cedeño fue galardonado con la Orden Manuel José Hurtado 2014

Redacción ECP/. En reconocimiento al esfuerzo y tenacidad en la labor educativa el profesor Ameth Cedeño fue galardonado con la Orden Manuel José Hurtado 2014, que otorga anualmente el Ministerio de Educación (Meduca) en medio de la celebración del Día del Maestro.
 
Cedeño, representante de la región educativa de Veraguas y profesor en el Instituto Urracá, recibió en el Teatro Nacional, ubicado en San Felipe, el premio de mano de la ministra de Educación, Marcela Paredes de Vásquez, quien le  impuso  la medalla y  le entregó el pergamino de reconocimiento.
 
La Orden Manuel José Hurtado, que se otorga cada 1 de diciembre al celebrarse en Panamá el Día del Maestro, se instituyó mediante el Decreto 412 de 27 de noviembre de 1959. 
 
El decreto fue modificado en algunas de sus partes por Resueltos (por ejemplo el Nª 627 de 8 de agosto de 1995 y el 895 de 16 de agosto de 1996), pero su propósito esencial sigue siendo “reconocer los méritos de educadores o instituciones que se distingan en la realización de obras de positivo valor cultural y educativo”, recordó el Meduca.
 
Este 2014 se conmemoró el 54 aniversario de la Orden, con la cual también se rememora el natalicio del padre de la educación nacional, Don Manuel José Hurtado. 
 
Esta orden representa el máximo galardón a los educadores en Panamá. En esta versión fueron 15 los docentes de las distintas regiones educativas del país los nominados.
 
Manuel José Hurtado (1821-1887) fue ingeniero y educador, estudió Humanidades en Inglaterra y, en París, su carrera en Ingeniería Civil. Representó al Departamento del Istmo ante el Gobierno de la Nueva Granada en varias ocasiones y fue mecenas de escuelas y colegios, además de profesor de Ciencias Naturales y Exactas.

Con éxito se realiza concierto de Disney en Panamá


La cinta costera se llenó la noche del 8 de diciembre de 2014, por cientos de adultos, jóvenes y niños que se apostaron frente a la tarima gigante en la que se realizó el “Concierto de Disney”, con el que la Alcaldía de Panamá dio inicio a la celebración de la Navidad.

ENTRE MÚSICA Y LUCES
 
La música estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Nacional  de Panamá, dirigida por el maestro Jorge Ledezma Bradley. Más de 60 músicos tocaron las melodías de las películas favoritas de Disney, entre ellas: "El ciclo sin fin", "Bajo el mar", "Libre soy", "El Rey León", "La Sirenita", "Frozen" y "Aladdín".
 
Tampoco faltó la interpretación de la melodía de "La Bella y La Bestia" y "Los Piratas del Caribe".  Una tras otra se escucharon las piezas orquestales, mientras que en pantallas  gigantes se leía el letrero “Felices fiestas”, que se combinaba con imágenes icónicas de los clásicos de Disney.
 
Los animadores recordaron, en distintos momentos del concierto, que este 8 de diciembre también era un día especial porque en Panamá se celebra el  Día de la Madre. Se escucharon aplausos.
 
Y mientras la velada avanzaba aparecían en escena los principales personajes de Disney: Mickey, Minnie, Pluto, Goofy, Donald… Los niños gritaban emocionados al verlos. Los personajes lograron conectarse a nivel emocional con el público con su popurrí cinematográfico.
 
Entre los artistas también participaron los presentadores Liesl y Fer, del programa Playground de  Disney Junior, que recibieron aplausos de los niños.
8 de diciembre.  Día de la Madre
Amor Materno
Por:  Sydia Candanedo de Zúñiga

 
Cuando se tiene un hijo, no sé cómo decirlo,
se abren las compuertas del amor hecho sangre;
todo se contamina de una dulce ternura
y el horizonte claro se siente en las entrañas.
 
¿Por qué será que entonces todo se ve distinto:
la hormiga que murmura en su débil corola,
la blanca flor de armiño que estremece la aurora
y la pupila abierta que arrulla nuestro espíritu?
 
Tener un hijo cambia la vida de las vidas,
es como renacer y sentirse de nuevo
como un capullo blanco, inocente y eterno,
tal como niño sano corriendo en la llanura.
 
Y en esa idea fecunda de mareas y de ensueños,
en el alumbramiento de años y de días,
va la madre en silencio cubriendo los altares
de los nuevos retoños abiertos a la vida.
 
Segundo Premio del Concurso Nacional
de Poesías a la Madre
Auspiciado por el Club de Leones de Panamá
Diciembre 8, de 1969

Autora:

Sydia Candanedo de Zúñiga. (Poeta y escritora). Nacida en David, Provincia de Chiriquí en 1927. Título de Profesora de Español por la Universidad de Panamá. Cursos de Postgrado en el Instituto Pedagógico de Chile y en la Universidad Mayor de San Marcos de Lima, Perú de donde se Doctoró en Educación. Fue profesora de Español en la Universidad de Panamá. Medalla de oro y pergamino, Concurso Ricardo Miró (1969). Medalla de plata y pergamino, Club de Leones de Panamá. (1969). Medalla de oro y pergamino, Universidad Santa María La Antigua (1975), Pergaminos: Colegio Abel Bravo (1970), Instituto Fermín Naudeau (1970). Diploma otorgado por Grupo de Educadores (1975), Diploma otorgado por la Universidad de Panamá (1991), Diploma de Honor otorgado por el Encuentro Nacional de Escritores (1992), Diploma de Honor de la Asociación Panameña de Lectura (1992), Premio Ricardo Miró 1999 (Cuento). Ganadora del Premio Ricardo Miró. Obras: Universidad y Reforma (1962), Una rosada estrella en la vendimia -segundo Premio Nacional de Poesía en el Concurso Ricardo Miró (1969)- segunda edición (INAC,1993) . El girasol caminante (Poesía-1975). Memorial de la casa grande (1976). Arbolino (Panamá, 1987), Los papelillos del Dr. Escarria (INAC, 2001). (Fuente: Investigación César Del Vasto). (Actualizado: 19/08/2005)
 
 -----------------------0--------------------- 
 
20 de diciembre.  Invasión a Panamá

Panamá sufrió el operativo militar Norteamericano conocido como la Invasión.  Militares norteamericanos enfrentaron con minoritarios efectivos panameños, para apresar al Gral. Manuel Antonio Noriega, gobernante “del facto” del país.  En 2014 se cumplen 25 años de esta tragedia, que cobro miles de vidas.  Hubo saqueos por toda la república , pues no había autoridad.

25 de diciembre.  Navidad
Por: Estela Perigault de Malgrat
 
Fiesta Religiosa del Nacimiento del Niño Jesús en Belén 
Por aquel tiempo, el emperador augusto ordenó que se hiciera un censo de todo el mundo.  Este primer censo fue hecho siendo Quirinio gobernador  de siria.   Todos tenían que ir a inscribirse a su propio pueblo. Por esto, José salió del pueblo de Nazaret, de la región de galilea, y se fue a Belén en Judea,  donde había nacido el rey David, porque  José era descendiente de David.  Fue allá a inscribirse, junto con María, su esposa, que se encontraba encinta.  Y sucedió que mientras estaban en belén, le llegó a María el tiempo de dar a luz.  Y allí nació su hijo primogénito,  y lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo, porque no había alojamiento para ellos en el mesón.  Cerca de belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas.  De pronto se les apareció un ángel del señor, y la gloria del señor brilló alrededor de ellos; y tuvieron mucho miedo. Pero el ángel les dijo:   “No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos: Hoy les ha nacido en el pueblo de David un Salvador,  que es el MESÍAS, EL SEÑOR.
Como señal, encontrarán ustedes al niño envuelto en pañales  y acostado en un establo.”  En aquel momento aparecieron,  junto al ángel, muchos otros ángeles  del cielo, que alababan a Dios y decían "GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS!  Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD".    Lucas 2: 1:11
El mensaje navideño  más hermoso cantado por los ángeles en la “anunciatta” “Gloria a Dios en las alturas y Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.  Contrasta en la actualidad, pues dentro de la cultura del consumismo, se cometen muchos abusos y contradicciones , desvirtuando el verdadero significado espiritual  de esta celebración .
Las propagandas comerciales confunden a los niños y adultos inmaduros induciéndolos a comprar y comprar desquiciadamente, hasta el punto de hacer préstamos para quedar bien socialmente , olvidándose del niño Dios ¡Qué ironía!  Una celebración en la que el cumpleaños  está ausente.  “Navidad sin niño”, como expresó un poeta.
 
Villancicos
Vamos al Portal
Villancico: Vamos al portal
Por: Gladys de la Lastra
Vamos al portal
con tamborito de Panamá
al niño adorar
que en un ranchito ha nacido ya
vamos a cantar
que nuestro pueblo contento está
Hay que festejar
porque ha llegado la Navidad
Llevemos flauta, caja y tambor,
guitarra, bajo y un acordeón
el campesino alzará su voz
de tierra adentro pá el niño Dios.
José y María con hambre están
llevemos leche acabá de ordeña,
quesito fresco y café con pan
arroz con coco, bollo y tamal
Una saloma al salir el sol
será el regalo de nuestro amor
y cantaderas de dos en dos
para el Dios Niño que nos salvó
Nuestra comida bien prepará
pá el barrio entero debe alcanzar
pues como amigos en hermandad
partimos tó lo que Dios nos da.

Roberto Gómez Bolaños "Chespirito", toda una vida haciéndonos reír.  

Roberto Gómez Bolaños nació el 21 de febrero de 1929, hijo de Elsa Bolaños-Cacho Aguilar y Francisco Gómez Linares.

Su vida siempre estuvo ligada al mundo de los espectáculos y la vida pública, pues su padre fue pintor, dibujante e ilustrador de diversos diarios, entre otras cosas, llevó a cabo las portadas de las revistas: El Universal Ilustrado y Continental; así como las crónicas de Martín Luis Guzmán. Gómez Linares también fue el retratista más cotizado de principios del siglo XX.

El mote de 'Chespirito' es una forma castellanizada del vocablo inglés: Shakespeare, que le impuso el director de cine Agustín Delgado, ya que lo consideraba un pequeño Shakespeare, por su talento para escribir.

Roberto Gómez Bolaños inició sus estudios en Ingeniería, pero el mundo de las letras y los discursos habían llamado su atención y que decidió poner en duda su calidad literaria, por lo que inició como creativo en la Agencia de publicidad D'arcy, cuando tenía 22 años.

En la década de los 50 destacó como guionista para programas de radio, televisión y cine. Por cerca de diez años escribió el contenido del programa semanal Cómicos y canciones..

Su carrera como actor se consolidó y en 1970 la televisora extendió el tiempo de transmisión a una hora y fue entonces cuando la serie se llamó: Chespirito, y se incluían diferentes sketches, en donde los que se dieron a conocer personajes como El Chapulín Colorado y El Chavo del Ocho. Tal fue su éxito, que se les dio una serie con un día especial de la semana para cada uno, en media hora de transmisión y con horario estelar.

Al poco tiempo Roberto Gómez Bolaños se abrió paso en el mercado internacional. En 1973 los dos programas se transmitían en América Latina, su popularidad lo colocó en el primer lugar de audiencia. En 1984 el programa volvió a ser de una hora de transmisión, los lunes a las ocho de la noche, nuevamente con el nombre de: Chespirito; para ese entonces, él ya era una institución.

Por 25 años ininterrumpidos, el programa de Chespirito se transmitió a todos los hogares mexicanos y actualmente la serie se sigue retransmitiendo en toda Latinoamérica y España.

En 1978, Roberto Gómez Bolaños produjo, escribió y actuó la película El Chanfle, que rompió todos los récords de taquilla. En su archivo guarda seis obras de teatro.

Entre sus logros destaca el haber llenado dos veces en 1977, el estadio de futbol de Santiago de Chile con elShow de Chespirito, en Buenos Aires, Argentina, llenó hasta el tope el auditorio Luna Park, pero las fechas fueron insuficientes por lo que tuvo que dar catorce funciones más.
 

En 1999, Roberto Gómez Bolaños concluyó la puesta en escena de la obra de su autoría 11 y 12, producción que permaneció en cartelera siete años.

En el 2000 se le rindió un homenaje por su trayectoria artística y su aportaciones como el mejor cómico blanco, en el cual compartió momentos con todos los actores que conformaron por más de 20 años el programaChespirito, incluido Carlos Villagrán 'Kiko'. Entre los personajes más destacados se encuentran: 'El doctor Chapatín' (1968-1995), 'Chespirito' (1968-1995), 'Charles Chapin' (1970-1994), 'El Chapulín Colorado' (1970-1993), 'El Chavo del Ocho' (1971-1992), 'El Chompiras' (1973-1995), 'El Gordo y el Flaco' (1974-1993), 'Chaparrón Bonaparte' (1980-1995) y 'Vicente Chambón' (1980-1984).

En 2003, Roberto Gómez Bolaños lanzó a la venta su libro de poemas titulado Poemas y un poco más, el cual ha tenido gran aceptación por parte del público. Además se enfrascó en una lucha con la actriz Maria Antonieta de la Nieves por la autoría y derechos del personaje de 'La Chilindrina'. Finalmente, tras varios meses de pelea, Nieves se quedó con los derechos del personaje.

En noviembre de 2004 se casó con Florinda Meza, actriz con la que había vivido en unión libre por más de 27 años.

En 2005 publicó El Diario del Chavo del Ocho, libro que cuenta las memorias de 'El Chavo', y un año más tarde, en 2006, lanzó Sin Querer Queriendo.

A partir de 2006, Roberto Gómez Bolaños inició la transmisión de El Chavo Animado, una caricatura que narra las aventuras del legendario 'Chavo del Ocho'.

El 12 de noviembre de 2009, Chespirito fue internado de emergencia en un hospital de la Ciudad de México. Según declaraciones de su hijo, el productor Roberto Gómez Fernández; Chespirito tuvo una complicación de la próstata, por lo cual le hicieron una intervención quirúrgica sencilla.

Durante algún tiempo Roberto Gómez Bolaños se dedicó a hacer lo que más le gusta: escribir y leer.

En varias ocasiones especularon de su muerte en Twitter, pero siempre se trataba de un rumor.

Roberto Gómez Bolaños, a sus 82 años, sorprendió a sus seguidores al rebasar el millón de seguidores en Twitter, al lograr esta meta rompió el récord convocando a más de 40 mil usuarios a través de un Twitcam, que fue televisado en el noticiero Las noticias por Adela.

Bolaños hacía bromas en el Twitter como por ejemplo:

@ChespiritoRGB: Hoy van a hacerme un twitcam. No tengo idea de lo que es eso. Ojalá que no me duela mucho.

Roberto Gómez Bolaños preparaba el guión de El Chapulín Colorado 3D que verá la luz en 2015.

El mítico comediante murió el 28 de noviembre de 2014.

Reseña de cuento "Don Guille" 


La autora tomó como marco histórico el operativo militar Norteamericano, conocido como "La Invasión" que sufrió Panamá en la madrugada del 20 de diciembre de 1989, para apresar al General Noriega.  La obra "Don Guille" muestra un extraordinario ejemplo de solidaridad humana en medio del devastador suceso de 1989.  El barrio populoso "El Chorrillo" donde quedaba el Cuartel Central, fue escenario de este bombardeo.  Los protagonistas de este cuento, Anita, Pablo y Joseíto, hijos de Don José y Doña Ana María, eran vecinos de este barrio.  En vísperas de Navidad, los tres hermanos fueron a patinar a "Las Bóvedas" junto a Efraín y otros amiguitos de la escuela.  Anita soñaba con ser guía de turismo; como le gustaba la historia estaba bien documentada.  Comentaba sobre la Plaza de Francia y sus monumentos.  Pronto dispusieron, los tres hermanos recorrer el Teatro Nacional, la Plaza Bolívar, mientras Anita comentaba a unos turistas brasileños sobre el pintor Roberto Lewis, Pablito aprovechó para limpiar los zapatos de los visitantes y ganar algún dinerito para la merienda.  Era un martes 19 de diciembre y los niños despreocupadamente turisteaban guiados por Anita en el Casco Antiguo de San Felipe. 
Entraron a las Criptas de un convento abandonado a curiosear, sin sospechar en lo más mínimo el bombardeo al Chorrillo.  Muy agotados durmieron toda la noche.  Al día siguiente caminaron hacia la calle 10a; allí encontraron a "Don Guille", notaron las calles desiertas y el ambiente tenso.  Escucharon sonidos lúgubres de sirenas y detonaciones a lo lejos.  Don Guille un viejecito solitario se encontraba dormido embriagado, al pie de la "Iglesia de la Merced".  El sacristán don Mario alarmado, le informó lo que estaba sucediendo. Los invitó a entrar a la iglesia.  Anita, Pablo y Joseíto estaban llorando muy asustados; pensaban en sus padres y amiguitos.  Pero a pesar de su gran preocupación entraron a la iglesia con el anciano Don Guille; nombre que tenía en la cédula dentro de la sucia mochila encontrada al pie del señor.  Los niños demostraron una gran caridad humana y solidaridad por el bienestar del anciano Don Guille.  Anita al llamar por teléfono, localizó a sus padres en Vista Hermosa en casa de unos tíos.  La Divina Providencia los salvó de morir en el bombardeo.  Los padres en el momento oportuno les explicaron lo que estaba sucediendo.  Dentro de esta gran tragedia, no había autoridad y las ciudades fueron saqueadas. 

Ellos habían perdido su casa y taller de sastrería, como les ocurrió a otros vecinos cuyas vidas fueron destruidas.
Don Guille y su familia cultivaron una gran amistad con los niños y sus padres.  Visitaban a Don Mario el sacristán de la Iglesia de la Merced para agradecerle lo amable que había sido en momentos de gran peligro.
La obra editada por la Asamblea Nacional en 2011, es el primer cuento para niños que trata de la Invasión de 1989.  La historia ha sido desarrollada con destreza evitando ingeniosamente "exponer a los niños del cuento a visiones de cadáveres ó personas desmembradas, tal como ocurrió en la invasión real".  Este cuento avanza con respecto a los textos anteriores en involucrar a los actores en un escenario realista.  Obra muy bien ambientada a todo color, con ilustraciones de Rogelio Carles panameño residente en Nueva Zelandia, según opinión de la Dra, Leda Moreno Obando en su artículo "Literatura Infantil Panameña y "La Invasión".  Publicado en el Boletín AULI n° 46-47 (2014 Montevideo Uruguay).  Otras obras de la autora, quien también es ilustradora:  Boca e Tambó, La niña del tren, las aventuras del Trópico, De cómo Trópico, Mary y Tito llegaron al Darién (Premiadas).  La niña luminosa y sonriente, Tucaramengaña, el Tristón entre otras. 
Copyright © 2014 Academia Panameña de Literatura Infantil y Juvenil -, All rights reserved.


unsubscribe from this list    update subscription preferences 

Email Marketing Powered by Mailchimp