Copy
HAZ CLICK AQUI PARA VER EL CONOCE A TU AUTOR
View this email in your browser
ACADEMIA PANAMEÑA DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL
--

BOLETIN MAYO/JUNIO 2016
 
EL 1 DE MAYO: UNA FECHA MEMORABLE
Por: Bolivar Perigault Sánchez
El 1 de mayo se celebra el día Internacional de los trabajadores. La consideración de día festivo fue por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. A partir de allí se viene realizando la conmemoración en esta fecha como lucha reivindicativa por los trabajadores del mundo y para conmemorar el aniversario de los graves sucesos acontecidos en Chicago, Estados Unidos, en mayo de 1886.
 
En aquella fecha el sindicato norteamericano AFL (Federación Estadounidense del Trabajo), convocó  una jornada de movilizaciones en pro de una jornada laboral de 8 horas. Anteriormente, la AFL había acordado en su cuarto congreso celebrado en 1884, que desde el 1 de mayo de 1886, la duración legal de la jornada laboral debía ser de 8 horas y se decidió que si estas peticiones no eran escuchadas, se acudiría inmediatamente a la huelga. En aquel tiempo, las jornadas del obrero medio en Estados Unidos alcanzaban unas 12 horas, incluso más, siempre en unas condiciones extremadamente precarias.
 
Al no satisfacerse las demandas obreras, salieron a la calle unos 300.000 trabajadores y más de 5.000 fábricas se paralizaron de costa a costa. En Chicago, las movilizaciones continuaron y tras tres días de huelga, el 4 de mayo se produjo la tristemente famosa matanza de la plaza de Haymarket, en la cual alguien lanzó una bomba del tamaño de una naranja a la policía y ésta contestó abriendo fuego contra los manifestantes, matando a 38 de ellos.
 
Es bueno conocer que la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su Artículo 23 señala que:
1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana que será completada, en caso necesario, por cualquiera otro medio de protección social.
4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicato y a sindicarse para la defensa de sus intereses.
En esta fecha memorable quiero  enviar un saludo a todos los trabajadores de mi país, y en especial a los escritores que tiene la responsabilidad de  sembrar en nuestros niños y niñas,  y en nuestras juventudes, a través de los diversos géneros literarios, el amor por nuestra cultura, fortaleciendo así la identidad nacional.
Vivan los trabajadores de mi Patria. Viva la Literatura Infantil. Dios bendiga y prospere a todos los escritores que dedican tiempo y esmero por fortalecer la literatura infantil panameña.
AFRODESCENDENCIA Y LITERATURA INFANTIL PANAMEÑA
 
Dra. Leda Moreno
Vicepresidenta de la Academia Panameña de Literatura Infantil
Panamá, Mayo 2016
 
1. INTRODUCCION
 
La nación panameña ha sido siempre llamada crisol de razas o multi cultural. La multiculturalidad busca valorizar etnias o grupos que tradicionalmente se han marginalizados, dándole una voz propia. Es un secreto a voces que existe un sub registro estadístico, pues aunque se estima [1] que debido al mestizaje entre 60%- 56% de la población panameña tiene algún antepasado africano, según datos de Contraloría, donde se le preguntó a la población si eran afro descendientes, este número solamente alcanza el 15% en el año 2016. [2]. Este desfase indica un grave problema de identidad y de silencio frente a la raza, producto de siglos de discriminación y de racismo, donde gran parte de esta población se niega a sí misma esta identidad. No puede por lo tanto hablarse de un país multiculturalizado, si sistemáticamente la voz afro descendiente se niega.
 
La literatura infantil Panameña, no ha podido escapar a la situación que vive la afro descendencia en este país y la afro descendencia panameña no ha podido escapar a la falta de identidad propia de la cual también padece la literatura infantil panameña. Una es reflejo de la otra y ambas acompañan a la infancia y juventud en este viaje de la nación panameña.
 
2. COLONIZACION, INMIGRANTES Y AFRODESCENDENCIA
 
Panamá como país de tránsito constantemente ha recibido diferentes etnias, siendo la etnia negra una de las más importantes. Existen en nuestro país dos grandes movimientos de la etnia negra hacia Panamá. El primero, proviene de los africanos que emigraron como esclavos en el siglo
 
XV y el segundo, en el siglo XX, los afro antillanos, durante la construcción del Canal. La población afro, la mestiza y la mulata, en muchas ocasiones mezcladas una y otra vez, han dado grandes hijos a la nación panameña: Presidentes, Deportistas, Escritores, Profesionales en todas las ramas. La frontera selvática Darién ha permitido tradicionalmente el paso de desplazados del chocó colombiano y en los
 
últimos años Panamá enfrenta un importante flujo de inmigrantes ilegales
 
Africanos muchos de ellos varados en la frontera en su paso hacia el Norte. Al igual que la capital está en perpetua construcción, el país está siempre en perpetua redefinición. Por lo tanto, es sumamente difícil hablar de una literatura afro panameña con rasgos típicos.
 
 2.1.      AFRO     COLONIALISMO      Y      LITERATURA     INFANTO      JUVENIL PANAMEÑA
 
No existe prácticamente Literatura Infantil y Juvenil panameña que rescate la riqueza cultural de los negros coloniales. Los primeros inmigrantes negros vinieron como esclavos, no contaban con medios para escribir sus historias y su cultura que fue transmitida oralmente. Esta riqueza cultural ha llegado a nuestros días mediante vocablos, tradiciones cuentos y cantos.
 
La nana LOS SAPITOS cantada por nuestras madres desde tiempos ancestrales, contiene el africanismo TUNGARA que significa sapo [3] :
 
Los sapitos en la laguna
 
Huyendo a la tempestad
Los chiquitos dicen tunga
 
Y los grandes tungara
Tungara tungara tungara
Tungara tungara tungara
 
La influencia cultural y lingüística africana, se ve reflejada en temas como
 
"La Cucarachita Mandinga" en las versiones de Rogelio Sinán (teatro-1937) y Joaquina Padilla (cuento-1995). Este cuento es de origen africano y aparece en cuentos en todo el Caribe. El mismo Rogelio Sinán dice al respecto en la introducción de su obra:
 
El mismo título del cuento hace pensar en su prosapia africana. Los mandingas son una raza negra de la región del alto Senegal y del alto Níger que comprende los bnmaras, los malinkés y los solinkés”.
 
Es importante anotar que el contenido y enfoque de la obra de Sinán, se adapta más a las condiciones del siglo XX, donde el texto se orienta hacia la relación Panameño- Norteamericana. Es porque a los escritores les es difícil escaparse de su historia, contexto socioeconómico así como geopolítico y cultural.
 
Elidia Wong Miranda, publica en Los Versos de Onyn , 1975
 
PARA JUGAR
 
Serín, serín , seringonga
Canta, mandunga,mandonga Serín, serín , serindonga Salta, candinga, candonga Serín, serín, serindonga Ríe, rendinga, randonga Canta mandunga
 Salta candunga
Ríe rendinga
Serín serín serindonga
 
La obra inédita de Héctor Collado, Felipillo de los Congos, Mención Poesía del Premio de LIJ, Carlos Francisco Changmarín 2012. Felipillo de los Congos, es un libro que mezcla paisajes naturales e históricos de la provincia de Colón y se caracteriza por una espontánea alegría que se logra por medio del juego de palabras.
 
Ejemplos directos de rescate la influencia africana la encontramos en países como a. Cuba, con Dora Alonso en el Fragmento de Ponolani: [4]
 
Emilia me refería de su abuela paterna, que era mandinga. De su abuelo, gangá. De su madre, nativa de una aldea llamada Sama Guenguení. Su madre era macuá. Otros dicen que era macuá? yambaní. No sé... Yo soy criolla. Seguía contando Emilia: -Allá en su pueblo ellos comían, mi abuela, mi abuelo, todos ellos, guías de calabaza, malanga, maní, namuñé y ají con pescaditos secos machacados juntos. Emilia continuaba: -Mi abuela estaba embarazada de ocho meses cuando mandó a mi madre a buscar agua al río en un calabazo... Ponolani, la negrita macuá, obediente, con sus pies descalzos y ágiles donde se enredaban bejucos y florecitas silvestres, caminó los trillos húmedos hace más, mucho más de cien años. Los húmedos trillos de una escondida aldea del continente lejano. Tal vez era la mañana y se entretuvo con las mariposas o mirando algún vuelo de colores violentos. O sintiendo el ruido de la cascada donde las piedras se adivinaban mojadas, mojadas... Los ojos de la niña serían muy brillantes y reflejarían todo lo que se movía en la selva. Y en el agua limpia. Y en el aire donde la luz ponía signos de pájaros cada nueva mañana. Quizá si Ponolani se sentaría un momento sobre un tronco a sonreír y a pensar en los cuentos que la noche antes oyera referir a un abuelo de mota nevada, mientras la Luna salía redonda y grande y lenta Luna de agua madura, por encima de la choza africana, derramándose sobre la selva dormida y poniéndose en los ojos de las leonas. El güiro iba en su hombro oscuro, de piel fina, estirada. La manita niña lo abarcaba, sujetándolo firme. Otra vez Ponolani echaba a andar con su paso sin ruido, con sus dos pies finos que eran amigos de la tierra y de las hojas caídas, viendo danzar las ramas sobre su cabeza y sintiendo por la frente menuda el paso de los cuentos y de las maravillas de los diez años. La hija de la tribu no vio nada distinto aquel día. Su oído negro, su pequeña oreja de cristal no sintió ruido diferente: que pasaba el río y pasaba, murmurando en su corriente y haciendo avanzar ramitas, yerbas, algún lomo de cocodrilo fugaz. O anchas flores nacidas del corazón del agua. Y, sin embargo, allí cerca, más que fiera y que colmillo, y garra, escondido en el río y en la selva de siempre y de luna, la acechaban... Cuando quiso huir, ya era tarde. Cuando quiso gritar, ya era tarde. A golpes de palo de monte, de duro palo de hierro, le partieron un brazo. Como ala de pájaro quedó colgando el brazo de la niña africana de la aldea de Sama Guenguení. Y en su ala mutilada sin respeto ni justicia de ángeles, enredaron cadenas los hombres de la trata, que la apresaron. Que se la llevaron. El mar azul de Yemayá mecía después la niña y el barco, robándosela a los trillos y a las mariposas y a la voz de la madre, que clamaba por ella, abriendo anchos círculos de silencio y de miedo en la selva intranquila: ¿Ponolani, ¡ay, Ponolani!... Y el alma sola, acongojada. Sin respuesta
 
b. Brasil con Niña Bonita, de Ana María Machado (Ekaré 1995) e ilustrado por Rosana Faría. Un cuento muy bello sobre una niña negra, y un conejo blanco que se enamora de ella. El conejo le pregunta una y otra vez, Niña bonita, niña bonita, cuál es tu secreto para ser tan negrita? mientras que la niña le responde, se va desplegando el tema de la belleza, de la negritud y finalmente de la familia.
 
“Había una vez una niña bonita, bien bonita. Tenía los ojos como dos aceitunas negras, Lisas y muy brillantes. Su cabello era rizado y Negro, muy negro, como hecho de finas hebras De la noche. Su piel era oscura y lustrosa, más Suave que la piel de la pantera cuando juega en la lluvia. A su mamá le encantaba y a veces le hacía Unas trencitas todas adornadas con cintas de colores. Y la niña bonita terminaba pareciendo una princesa de las tierras de África o un hada del reino de la luna. Al lado de la casa de la niña bonita vivía un conejito blanco, De orejas color rosa, ojos muy rojos y hocico tembloroso. El conejo pensaba Que la niña era la persona más linda que había visto en toda su vida.”
 
 
 
2.2.          AFRODESCENDIENTES         PANAMEÑOS-          INMIGRACION - COLONIZACION DEL SIGLO XX Y LITERATURA INFANTO JUVENIL
 
Los Estados Unidos mantuvieron en Panamá una influencia social, política y cultural durante casi 100 años, algunos ejemplos caracterizan esa relación entre el Blanco y el Negro. La presencia norteamericana condicionó de manera importante la presencia afroantillana en Panamá.
 
Ambos actores moldearon las relaciones en la urbe. En nuestra LIJ y básicamente se ubican en escritores que han tenido una vivencia personal con el tema. Conceptos del Silver Roll y el Gold Roll, para la población negra mestiza y la blanca, respectivamente, así como el racismo, son bien entronizados en obras que han leído nuestros jóvenes como Gamboa Road Gang de Joaquín Beleño, donde un joven es apresado por un noviazgo con una blanca. Joaquín Beleño, periodista, trabajó como bracero en el puerto de Balboa y como albañil en la Zona del Canal.
 
Hena de Zachrisson Colonense de nacimiento, publicó en la compilación Latinoamericana "Te regalo el Mar" (2014) [5] el cuento “Para, Perro Para”, centrado en la Ciudad de Colon, en su mayoría afro descendiente. No se menciona el tema del color, tampoco del apartheid o separación, a excepción de una frase: "Colón era distinto. Allá no había letreros de NO TRESSPASING, como los de Cristóbal, ni perro cuidando las propiedades.”, en referencia a la imposibilidad de los ciudadanos panameños de caminar libremente por la zona del canal, muchas veces reconocidos por la policía debido al tono de su piel. Cabe notar que ambos escritores son mestizos.
 
A diferencia de la comunidad africana que habita el Istmo desde la colonia española (hispano hablante), la comunidad afro descendiente que emigró a Panamá durante el siglo XX es una comunidad anglo parlante de origen caribeño y tuvo una relación " especial" con la zona del canal, donde en su mayoría trabajaban con norteamericanos anglo parlantes y obtuvieron un mayor nivel socioeconómico que su contraparte hispana. Su integración cultural y social al resto del Istmo ha sido más reciente. Sin embargo, ha sido el grupo Afro Antillano, menos desposeído de sus raíces que el Afro hispano, quien en los últimos años ha originado los movimientos sociales de rescate de la etnia negra.
 
El poeta Carlos E. Russell, de ancestros afro antillanos, en varios de sus poemas expresa la inquietud de la identidad:
 
¿Quiénes somos? ¿Quiénes somos?
Suspiramos Uniendo dos mundos
 
Quizá tres Un poquito de todo todo de nada.
Cantamos Lloramos… en silencio
 
Nos escondemos tras una máscara (Russell, 1976: 1) [6]
 
El poema INCIDENTE DE CUMBIA, por de Demetrio Korsi autor de origen griego-panameño (1889-1957) se enseña en las escuelas. Relata Korsi, que el incidente ocurrió realmente en Colón. Del mismo se transcribe un fragmento, que contiene muchos africanismos. [7]
 
Con queja de indio y grito de chombo, dentro de la cantina de Pancha Manchá, trazumando ambiente de timba y kilombo, se oye que la cumbia resonando está...
 
Baile que legara la abuela africana con cadena chata y pelo cuscú; fuerte y bochinchosa danza interiorana que bailó cual nadie Juana Calambú.
 
Pancha Manchá tiene la cumbia caliente, la de Chepigana y la del Chocó, y cuando borracha se alegra la gente, llora el tamborero, llora Chimbombó...
 
Chimbombó es el negro que Meme embrujara, Chimbombó es el negro de gran corazón;
 
le raya una vieja cicatriz la cara; tiene mala juma y alma de león.
 
Y el tambor trepida!
 
Y la cumbia alegra! Meme baila...
 
El negro, como un animal, llora los desprecios que le hace la negra, y es que quiere a un gringo la zamba fatal!
 
El alto contenido erótico y violento de este poema, no lo hace recomendable para niños, su enseñanza en secundaria se estimuló dada la ausencia de poemas que exalten a la raza negra.
 
La relación del Afro antillano con respecto a si mismo, con el mundo blanco y el hispanohablante ha sido muy compleja, y quizás esto se ha visto reflejado en sus posturas literarias. Prácticamente no existe producción literaria por y para la etnia negra en literatura infantil, en virtud que en Panamá, ambas se redefinen a sí mismas constantemente Destaca el cuento Boca e Tambó, de la Prof. Estela Perigault de Malgrat, también mestiza, Premiado en 1998 en la Universidad de Panamá, donde se relatan las peripecias de una familia de origen Darienita que poco a poco se va superando. El cuento, contiene muchos africanismos, versos y situaciones. Alejo se tranquilizó y mientras caminaban empezó a tararear también una cancioncita de cuna imitando el acento de su madre: --- “Duémete niñita, Duémete niñita, que viene la mora,
 
Tocando de pueta, en pueta ¿Cuál es la niña que llora? ¿Cuál es la niña que lloraaa?
 
Una lágrima, rodó por la mejilla del negrito, quizá recordando a su hermanita Mínina y a su valiente madre. [8] (puede leerse completo en línea)
La autora también describe situaciones reales tales como pobreza extrema.
 
En Norteamérica, donde se consideran los países de Canadá y Estados
 
Unidos, más avanzados tecnológicamente, socialmente y culturalmente que el nuestro, de los títulos publicados por y sobre afro descendientes en Literatura Infantil y Juvenil, representan un mínimo de las publicaciones anuales según datos del Cooperative Book Center de la Universidad de
 
Winsconsin. En 2015, de 3,400 libros publicados solamente 106 fueron publicados por autores afro descendientes y 269 sobre afro descendencia, que representan un 3% y 8% respectivamente. [9]
 
Cooperative Book Center de la Universidad de Winsconsin.
 
Esto se ha venido repitiendo en las últimas décadas. La autora de origen afro descendiente, Rudine Simms Bishop, escribe en el Journal de Children's Literature en 2012 en sus Reflexiones sobre el Desarrollo de la
 
Literatura Infantil Afroamericana [10], que la literatura infantil y juvenil afro americana refleja el recorrido de los negros americanos en el panorama (Norte) Americano, por lo que la historia ha sido un enfoque importante en esta literatura. Los niños afroamericanos, pasaron de ser retratados en los libros del siglo XIX e inicios del siglo XX de personajes inferiores o caricaturescos, a los años 60 hacia personajes más realistas y temas como familia, historia, herencia, amor. Valores culturales, actitudes y maneras, hacia temas contemporáneo tales como embarazo en adolescentes, homosexualidad, etc. La literatura infantil afroamericana nació como una necesidad de los escritores negros de contar sus propias historias y no la interpretación de otro grupo étnico. Esta autora enfatiza que la literatura infantil afro americana:
 
  • Celebra la fuerza de la familia negra como una institución y vehículo de supervivencia
  • Testifica de la lucha del pueblo negro por su dignidad, equidad y libertad. 
  • Nutre las almas de los niños negros al reflejar de vuelta la belleza y competencia que los adultos ven en ellos
  • Honra la tradición de la narrativa como una manera de enseñar el
 
conocimiento.
Llama  la  atención de  la  gran  cantidad  de  títulos  que se producen  en
Norteamérica cada año.
 
(Love my hair, por Anastasia Tarpley. 2001)
 
En Panamá, todavía se lucha en las escuelas con cada cambio de gobierno que se permita a las niñas de origen afro descendiente utilizar sus trenzas, que forman parte de su herencia cultural y de su biotipo. Esta postura se extiende hasta las trabajadoras afro descendientes y comentarios en las redes sociales. ¿Cómo enseñar la diversidad si no está representada? No existen textos en literatura infantil y juvenil que rescaten el origen afro descendiente o exalten las costumbres y cultura. No existe en el currículo temas o lecturas obligatorias que permitan que la multiculturalidad tenga lugar en la juventud panameña.
 
Temas como cabello, patrones de belleza, ejemplos de superación, familia, salud, autoestima, discriminación, historia, están ausentes de los escritos para niños y jóvenes. Al igual que en otras latitudes, estos jóvenes carecen de espejos donde verse reflejados y adquirir una voz e identidad propia, en ocasiones híbrida, pero propia.
 
 
3. Conclusión
 
El constante flujo migratorio así como la presencia de la tercera frontera y la influencia durante 100 años por los Estados Unidos han impedido que a pesar de la gran riqueza cultural y que la cultura afro colonial así como la afro antillana representan un segmento importante de nuestro país, los herederos de la etnia negra no hayan desarrollado textos específicos para los más jóvenes en este país que les permita reflejar patrones, ideales o encontrar historias que los encaminen y les permitan avanzar. Los pocos libros y textos, al igual que en otras latitudes han sido escritos en su mayoría por mestizos, los cuales cuentan con la vivencia existencial parcial necesaria para transmitirla a futuras generaciones. Un esfuerzo propio originado de la comunidad y con el respaldo institucional permitiría una eclosión de textos que reflejen el camino recorrido y por recorrer de los grupos afros panameños.
 
  Referencias
  1. AFROPANAMEÑO [Online].: https://es.wikipedia.org/wiki/Afropaname%C3%B1o [Accessed 13.05.2016]
  2. Deivis Cerrud (2016). El 14.9% de la población es afro descendiente 
[Online]t:http://laestrella.com.pa/panama/nacional/149-poblacion-afrodescendiente/23939727 [Acceso: 13.05.2016]
  1. Martin Jaimeson AFRICANISMOS EN ESPAÑOL EN PANAMA [Online https://www.academia.edu/12525156/Africanismos_en_el_espa%C3%B1ol_de_Panam%C %A1 [Acceso: 13.05.2016]
  2. DORA ALONSO, SU VIDA Y SU OBRA [Online http://www.cubaliteraria.cu/autor/dora_alonso/ponolani.htm [Accessed: 13.05.2016]
  3. Hena Zachrisson, et al (2014). TE REGALO EL MAR. Academia Boliviana de Literatu Infantil
  4. Carlos Guillermo “Cubena” Wilson (2015). “EL APORTE CULTURAL DE LA ETNIA NEGRA E PANAMÁ” [Online]: https://mdelbj2.com/tag/dia-de-la-etnia-negra/ [Accesso: 13.05.2016]
  5. Demetrio Korsi [Online].: http://panamapoesia.com/pt10.htm [Acceso: 13.05.2001]
  6. Leda Moreno (2011). Estela Perigault de Malgrat [Online]. Available a http://cocuyopanameno.blogspot.com/2011/11/estela-perigault-de-malgratescritora.html [Acceso: 13.05.2016]
  7. Cooperative Children's Book Center School of Education, University of Wisconsin-Madiso (2016). [Online].: https://ccbc.education.wisc.edu/books/pcstats.asp [Acceso: 12.05.2016] 
10. RUDINE SIMS BISHOP (2012). Reflections on the Develoment of African American Childre Literature. JOURNAL OF CHILDREN LITERATURE. 5-13
Celebración del Día de la Madre en América.
 
Esta muy merecida y hermosa celebración, se lleva a cabo desde hace muchos años, los diferentes países han elegido fechas especiales y la mayoría son en el mes de mayo, otras en octubre y en Panamá el 8 de Diciembre.  La Iglesia Católica dedica el mes de mayo a la Santísima Virgen María y todos los feligreses acostumbramos demostrarle nuestro amor y cariño llevándole flores blancas, dedicándole misas especiales, haciendo novenarios y enseñando a nuestros hijos a demostrarle devoción y cariño, en muchos países se acostumbra celebrar la 1ª. Comunión de niños y niñas.
 
En América Latina, la iniciativa de esta devoción nace en Venezuela donde el doctor Jesús María Arcay Smith organiza celebrar el día de las 3 Madres en honor a la de Dios, la Virgen María, a la Madre Patria y a la Madre nuestra.
Así vemos que:
El 10 de mayo lo celebran: México y Guatemala.
El 2do. Domingo de mayo lo celebran: Canadá, Estados Unidos, Colombia, Venezuela, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay, Honduras, Puerto Rico, Cuba.
El 3er. domingo de octubre lo celebra: Argentina.
El 27 de mayo lo celebra: Bolivia.
El 30 de mayo lo celebra: Nicaragua y República Dominicana.
El 15 de agosto lo celebra: Asunción y Costa Rica.
 
Las familias acostumbramos celebrar y demostrar el Amor Maternal, obsequiando a sus madres artículos y tarjetas hechos con sus propias manos, también obsequios muy especiales, invitando a este ser tan querido a almuerzos o cenas y a paseos, para halagarla todo el día.
El verdadero amor, aquel que una madre entrega con abnegación total a sus hijos con una dedicación exclusiva de protección, cuidado y educación. Un amor sin egoísmos, que no tiene fin, ni distancia que se lo impida, ni fronteras que lo obstruyan. Un amor, con el firme propósito de preparar, lo mejor posible, a sus hijos para poder entregarlos a los demás y al mundo entero.
La Asociación Panameña de Literatura Infantil y Juvenil. (APALIJ), se une a esta celebración enviando un mensaje de reconocimiento y respeto. Felicitamos a todas las Madres en su día especial uniéndonos a esas demostraciones de cariño y agradecimiento por su dedicado amor incondicional, deseándoles que pasen un día lleno de alegría y atenciones rodeadas del cariño de sus hijos.
Cuando el deber llama
5 de mayo 1914
En la alborada de la época Republicana, a tan sólo once años de nuestra separación de Colombia y precisamente en la madrugada de 1914, el edificio nacional destinado al depósito de materiales inflamables y explosivos empleados por el incipiente comercio local voló en mil pedazos y con él, seis valerosos bomberos que concurrieron al sitio para cumplir con su sagrado deber.  La tragedia inesperada y la inmortalidad llegaron como un relámpago para los bomberos permanentes Félix Antonio Álvarez, Luis Buitrago, Alonso Teleche, Juan Bautista Beltrán, Luis de Basach y el bombero voluntario de la Compañía N°3, Faustino Rueda.
 
Tras la poderosa detonación de la que se desconocía su procedencia se originó el desconcierto y decenas de personas a esa hora de la madrugada corrían de un lugar a otro para conocer la razón de los hechos.
 
Una voz gritó: “El Polvorín”...y hacia allá corrió la muchedumbre.  La confusión reinaba en medio de la oscuridad sólo se escuchaban las voces de mando y los lamentos de los heridos.
 
Con las luces del día se apreció en toda su nefasta dimensión los resultados de la hecatombe.  Del polvorín solo quedaba un profundo hueco y de su estructura únicamente los muros y los pedazos de carne adheridos a los mismos.
 
Hasta la fecha se desconoce el origen de este devastador siniestro aunque en aquel entonces se arguyeron diferentes hipótesis para explicar lo que jamás pudo ser probado.
Lo cierto es que, y aquí rememoramos la otra parte de la historia, el Cuerpo de Bomberos de Panamá desde su fundación y hasta el 5 de mayo de 1914 sobrevivió a base de las donaciones y contribuciones hechas por grupos de inmigrantes o por sus propios comandantes hechas por grupos de inmigrantes o por sus propios comandantes.  Pero los hechos luctuosos que nos ocupan obligaron al Gobierno Nacional de la época a tomar conciencia de la preponderancia de esta entidad cívica y a adoptar medidas que garantizarán su supervivencia.
Por siempre, ser bombero ha sido un apostolado de servicio basado en los principios de los caballeros, feudales de honor y valor a toda prueba.  Su vocación es el ayudar, apoyar y socorrer a sus congéneres en los momentos más difíciles trazados por el destino.  Ante el llamado al cumplimiento del deber, el bombero no vacila en concurrir de inmediato a salvaguardar vidas y bienes, aún bajo el riesgo y la amenaza de su propia existencia.  Su única paga es la profunda satisfacción que experimenta ante el deber cumplido.
La lealtad a sus compañeros, a la Institución y a la Patria es indoblegable, pues en lo más profundo de su conciencia está siempre presente su compromiso de abnegación.  Entre los bomberos y entre éstos y la comunidad hay un acrisolado espíritu de cuerpo, que se manifiesta en las múltiples situaciones en donde el dolor de sus compañeros o el de un ciudadano es sentido propio. 
Lo que de ellos vemos, sus Camisas Rojas, de color encendido como el de las llamas , es tan solo un pálido reflejo de los que llevan en su corazón, el voluntario imperativo de DISCIPLINA, HONOR Y ABNEGACIÓN.
Entrevista al arquitecto Juan Pablo Porcell

La inauguración de la ampliación del Canal de Panamá pasó, pero el orgullo sigue intacto y  efervescente gracias a las historias de los protagonistas que forjaron con sus manos otro capítulo de esta tierra bendita.
Uno de ellos es un javeriano, arquitecto de profesión, luchador social por convicción y bellavistino de nacimiento. Su nombre es Juan Pablo Porcell Perigualt y aunque se reconoce a sí mismo como una persona sencilla que no necesita aplausos, su participación en las obras del Canal Ampliado le merece la ovación de quienes viven aquí.

En el año 2012, Porcell, inició su travesía en el proyecto de diseño y construcción del Tercer Juego de Esclusas, junto al consorcio Sener, que formaba parte del grupo de empresas de Sacyr, la constructora española que lideraba el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) y que también era integrado por Impregilo (Italia), Jan de Nul (Bélgica) y Constructora Urbana S.A. (Panamá).
Fue así como este vecino destacado, residente de El Carmen, a través de PCA Arquitectos y Sener se fusionaron bajo el consorcio Sener PCA para construir alrededor de 6 mil hojas de planos correspondientes al diseño de las torres de control principal que vigilan el paso de los navíos del océano Atlántico y Pacífico y al menos 50 edificios de operación y mantenimiento en las esclusas de Agua Clara y Cocolí respectivamente.

A propósito de esto, el arquitecto Porcell explica que en un principio las torres estaban concebidas para ser de 30 metros de alto, sin embargo, luego de analizar la altura de los buques Neopanamax, se determinó que la elevación en el punto de observación debía contar con 55.11 metros para “tener una visión completa del escalonamiento y de los barcos que vienen detrás”.
Otra de las importantes características de los diseños es la innovación, la implementación de materiales modernos y duraderos y los espacios amplios, cómodos y luminosos de ventilación mecánica.

Para Porcell, el mayor reto de delimitar estos espacios fue entender el origen de la operación de cada uno de los edificios, así como adaptarlos a un presupuesto sin abandonar la estética y la calidad del área interior para los sistemas hidráulicos y operativos.
Hoy, cuando han pasado escasos días desde histórico 26 de junio de 2016, el bellavistino confiesa sentirse satisfecho porque un panameño forjó junto a sus compatriotas la impronta que quedará en el recuerdo de millones de nacionales y extranjeros; “ésta es una lucha incesante por alcanzar una soberanía que estará completa cuando no haya pobreza y cuando este tema de intermodalidad y logística permita que todos los panameños tengan acceso a buenos salarios, entonces ahí habremos alcanzado la victoria”, cerró.

Poesía

Canto a la Bandera
Por:  Gaspar Octavio Hernández
 
¡Ved cómo asciende sobre el mar la enseña
que refleja en sus vívidos colores
el mar y el cielo de la patria istmeña!
¡Mirad...! ¡Es la bandera panameña,
vistosa cual gentil manto de flores!
 
¡Ved cómo asciende al mástil del velero
serpenteando con lánguida armonía
bajo la luz del matinal lucero,
mientras canta fornido marinero
con ruda voz, canciones de alegría!
 
El céfiro de Ancón, puro y fragante
como beso de virgen, acaricia
la tenue seda del pendón flotante
y tierno idilio sobre el mar sonante
con el céfiro la bandera inicia.
 
¡Bandera de la patria! ¡Con celajes
de púrpura encendida, con pedazos
del cielo de los ístmicos paisajes
y de marina espuma con encajes
tejieron nuestras vírgenes los lazos!
 
¡Bandera de la patria! Las estrellas
en tus colores su fulgor derraman
perennemente vívidas. Por ellas,
los hombres duros, las mujeres bellas
¡en patriotismo férvido se inflaman!
 
¡Ellas, en nuestros fuertes corazones,
la llama avivarán del heroísmo,
cuando al grito marcial de los cañones,
enemigo clarín vibre canciones
bajo el ardiente sol de nuestro Istmo!
 
Ellas reavivarán en nuestras almas
amor por nuestras fértiles campiñas
sembradas de naranjos y de palmas,
donde -tras de luchar- núbiles niñas
nos ceñirán de mirtos y de palmas...
 
¡Bandera de la patria! Sube...,sube
hasta perderte en el azul... Y luego
de flotar en la patria del querube;
de flotar junto al velo de la nube,
si ves que el Hado ciego
en los istmeños puso cobardía,
desciende al Istmo convertida en fuego
y extingue con febril desasosiego
¡a los que amaron tu esplendor un día!
 
GASPAR OCTAVIO HERNANDEZ


(1893-1918)
 
Gaspar Octavio Hernández
Nació en la ciudad de Panamá, el 14 de julio de 1893, de humildícimo origen, es el más joven de los poetas primeros de la República y también el más sometido al influjo modernista. Autodidacto, mostró dominio sobre los instrumentos de su arte. Fue correcto verificador, y poeta. Agrada en Hernández su voluntad de perfección. Hombre imaginativo, realizó cosas singulares. Y dejó dos libros: Iconografías (1915), prosa que incluye cuentos y notas críticas, y Melodías del pasado (1915); a lo que se agrega La Copa de Amatista (1923), libro póstumo. Murió el 13 de noviembre de 1918, de un ataque de hemoptisis.
 
Demetrio Korsi lo clasificó de "gran poeta negro, doloroso, exótico, sincero y desventurado que murió a los 25 años ahogado por violenta hemoptisis, en el despacho de La Estrella de Panamá, periódico del cual era jefe de redacción".
 
Hacia el final de su vida empezó a interesarse por el tema popular. Sus pocos poemas de ese tipo nos indican que ese camino le llevarían al encuentro de su yo esencial. Con todo, su obra constituye uno de los más importantes logros de la poesía panameña. Si Hernández fue un autodidacta, su joven exégeta ha demostrado técnicamente su genialidad poética. Sin su prematura muerte, su modernismo hubiera alcanzado el más alto nivel continental.




Reconocimiento ambiental y la ruta verde
Por Orlando Acosta, Alexis Rodríguez y Ángel Ureña V.
El Canal de Panamá, desde su apertura en 1914, ha reducido tiempo y distancia. Más de un millón de embarcaciones han utilizado la ruta por Panamá, acortando distancias,
 
disminuyendo costos y cambiando patrones del comercio mundial. Por ser una ruta toda agua, reduce la huella de carbono de las mercancías que por ella transitan, contribuyendo al esfuerzo mundial por combatir el cambio climático. Es así que los buques y naves que transitan el Canal de Panamá, al elegir esta ruta, reducen las emisiones de carbono a la atmósfera.
 
La ruta del Canal de Panamá, con su canal ampliado, aporta al transporte marítimo la posibilidad de transportar mayores volúmenes de carga utilizando menos embarcaciones.
 
Adicionalmente se genera una reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) al incurrir en menos movimientos de carga, en comparación con otros sistemas de transporte 
de carga como aviones, camiones o ferrocarriles.
 
En los últimos 100 años la ruta verde del Canal de Panamá ha aportado la reducción de unas 650 millones de toneladas de dióxido de carbono, aproximadamente.
 
Con el Canal ampliado se estima que la ruta por Panamá reducirá más de 160 millones de toneladas de CO2 en los 10 primeros años de su funcionamiento.
Conexión verde. Próximamente el Canal de Panamá establecerá un programa de reconocimiento al desempeño ambiental de aquellos clientes y embarcaciones que cumplan con los límites ambientales establecidos por la Organización Marítima Internacional (OMI) y/o el cumplimiento sobresaliente de parámetros mundialmente reconocidos. Se han seleccionado cuatro parámetros que debe cumplir la embarcación, son ellos: 1) el Índice Energético de Diseño de sus Motores (EEDI por sus siglas en inglés), 2) el Índice Ambiental del Buque (ESI, por sus siglas en inglés), 3) las emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno) debido al desempeño de su motor TIER2 (normativa establecida por la OMI aplicable a medidas de reducción de óxidos de nitrógeno), y 4) las embarcaciones que estén propulsadas por gas natural licuado.
 
El reconocimiento “conexión verde” utiliza como referencia la eficiencia y diseño de motores de los buques, las medidas de eficiencia en combustibles y las emisiones reducidas por la utilización de la ruta del Canal de Panamá. El Canal de Panamá utiliza un módulo de emisiones de CO2 de los buques, el cual permite calcular y señalar estas emisiones para diferentes rutas del comercio mundial. El cálculo de estas emisiones ayudará en la elección de rutas, no solo basado en variables de costos, sino en otros factores ambientales, lo cual colocará a Panamá como una ruta preponderante.
El Canal ampliado aumenta la posibilidad de seguir acortando distancias y reduciendo las emisiones, mediante la utilización de esta ruta para el movimiento de mayor volumen de transporte de carga. Este hecho aporta y perfila nuevas perspectivas del Canal, tanto en sus operaciones como en la promoción del desarrollo sostenible de los habitantes de la cuenca del Canal.
La ruta verde del Canal de Panamá incluye una serie de acciones que consideran aspectos desde la reducción de emisiones por la utilización de la ruta de Panamá, hasta la gestión ambiental que realiza el Canal. Para esto el Canal de Panamá ejecuta una serie de estrategias, como son las acciones para proteger la cuenca hidrográfica con el objetivo de preservar el recurso hídrico. La ejecución del programa de conservación de la cobertura vegetal y el mejoramiento de la calidad de vida mediante programas comunitarios en la cuenca, además de aspectos de mejoramiento operativo, metodologías innovadoras de gestión y manejo ambiental, todo con el fin de lograr ese objetivo.
 
En adición, para reducir las emisiones de dióxido de carbono, el Canal de Panamá trabaja constantemente en lograr una operación baja en carbono. Esto se alcanza con la optimización y manejo ambientalmente eficiente de sus operaciones, lo cual se hace reduciendo las emisiones a la atmósfera mediante el uso de energías renovables, reducción del consumo energético, mejoras tecnológicas, y la sustitución de combustibles fósiles. Este esfuerzo utiliza el cálculo de la huella de carbono como elemento referente para medir los resultados y establecer medidas para reducir esta huella.

Otro aspecto que se debe resaltar de la ruta verde es la fijación de carbono, bajo el marco de estrategias para reducir las emisiones por deforestación y degradación de bosques, enmarcado bajo el esquema de REED+, que incluye la conservación de miles de hectáreas de bosques de la cuenca del Canal, metodologías sobre las cuales la Autoridad del Canal de Panamá viene trabajando de manera científica con su personal técnico.
 
La ruta verde del Canal de Panamá, con su Canal ampliado, contribuye a los esfuerzos por reducir los gases de efecto invernadero que llevan a cabo las naciones y la industria marítima, y apoya lo establecido en el convenio marco de cambio climático y la Organización Marítima Internacional.
 
El Canal de Panamá, junto con su fuerza laboral que lo hace posible y la nación entera, se prepara para inaugurar este mes de junio una de las obras de ingeniería que cambiará el comercio en el planeta, y promoverá el desarrollo de Panamá con la generación de más riqueza para el país. El Canal de Panamá se transforma en elemento para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero del sector del transporte marítimo, y marca otro hito en la industria marítima internacional.
Reflexiones: de Estela Perigault de Malgrat.
 
La madurez del pueblo panameño, conocedor de sus deberes y derechos, su espíritu alerta e inteligente, su autoestima alta, consciente de sus importantes aportes, permitirá que el talento y esfuerzo de administradores, ingenieros y arquitectos y más aún el duro trabajo, esfuerzo y sacrificio de miles de obreros que algunos hasta ofrecieron sus propias vidas en accidentes de trabajo sean altamente valoradas.  Con la supervisión del ciudadano panameño se logrará que los beneficios económicos, debido a la ampliación del Canal redunden en mejoramiento educativo – socio – económico, seguridad y salud físico ambiental.
¡Viva el Cosco Shipping Panamá!, ¡Viva el Canal!, ¡Vivan los panameños!



TALLERES DE APLIJ:

Los miembros de la Academia Panameña de Literatura Infantil y Juvenil

Comunican:

Que el lunes 11 de julio de 2016 en la ciudad de Panamá, a los 98 años le entregó su alma al Creador, el destacado psicólogo, investigador y profesor Don Carlos Malgrat.
El ilustre ciudadano Carlos Malgrat se destacó por su profundo sentido humanista que brilló en todas las facetas de su vida, familiar, profesional y social . El Dr Malgrat fue fundador de las Escuelas de Psicología de la Universidad de Panamá y de la Universidad Santa María la Antigua donde impartió clases a varias generaciones de destacados profesionales.
El Dr. Carlos Malgrat participó por varios años en las actividades de la Academia Panameña de Literatura Infantil y Juvenil, lo que le valió el título de Asesor Psicológica de esta asociación.
Atento siempre a los problemas sociales y dueño de una muy sabia tolerancia, el doctor Carlos Malgrat prestó sus valiosos servicios desinteresados a numerosas personas y asociaciones.
Esta Academia rinde homenaje póstumo a Carlos Malgrat, Miembro de Honor cuya extraordinaria labor profesional continuará inspirándonos con sus mensajes de dignidad, cultura y patriotismo. Q.E.P.D

Dado en la ciudad de Panamá al décimo primer día del mes de julio de 2016.

Agradecemos sinceramente a los amigos y colaboradores por su solidaridad e interesante participación con artículos diversos, especialmente a los licenciados Mery Pérez y Félix Filós del departamento de referencia de la Biblioteca Nacional.
Copyright © 2016 Academia Panameña de Literatura Infantil y Juvenil, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by MailChimp