Copy
Tips, estrategias y reflexiones de una crianza respetuosa

Construimos o destruimos?

Cada palabra que sale de nuestra boca edifica o destruye. Solemos creer que nuestros hijos no nos ponen atención o no nos escuchan, inclusive hablamos de ellos... al frente de ellos y la mayoría de las veces de forma negativa. 
  • Nuestros hijos interpretan el mundo con base a nuestra guía. Confían en que les digamos cuando cruzar la calle, que está caliente, qué hacemos, qué decimos y que no. 
  • Qué pasa cuándo nos escuchan decir "eso fue tonto...en qué estabas pensando?...cómo se te ocurre?...me vuelves loca!" ?
  • Y qué pasa cuando repetidas veces escuchan "Es que esta chiquita es terrible...Por todo llora....No sabe hablar sin gritar...El no es bueno para estudiar...El no es bueno para los deportes....Sólo gritando entiende"?
Lo creen. Después de todo somos las personas que más los amamos y si nosotros pensamos y decimos eso, tiene que ser cierto. 
A veces creemos que no se lo creen, puede que inclusive actúen de forma indiferente, después de todo a quién le gustaría mostrarse vulnerable frente a alguien que opina asi de ti? 

Entonces, cómo hacemos para asegurarnos que estamos construyendo una buena imagen de sí mismos? La dra Laura Markham nos da algunas guías:
  1. Ayuda a tu hijo a verse a sí mismo: Las investigaciones son claras cuando nos muestran que las creencias que las personas tienen de si mismas determinan su comportamiento ("profecía autocumplida"). Si constantemente damos mensajes de que nuestro hijo "por todo llora", no solo nos lo creemos nosotros y interpretamos todo de esa forma, sino que también ellos se lo comenzarán a creer y actuar de esa forma. Ves como se inician los ciclos viciosos? Entonces qué hacemos? Cuando veas a tu hijo haciendo algo positivo, describe lo que ves: "Veo que te estás esforzando mucho en eso... Veo que te frustraste pero intentaste de nuevo y lo hiciste!...Wow leiste ese libro entero tu solo!... "te amarraste los zapatos! ". Es especialmente importante comentar en las cosas en donde vemos un progreso, no es necesario que lo hagan del todo como esperamos, pero si alabar el esfuerzo, después de todo para ellos es un camino muchas veces complejo y merecen que se esfuerzo se reconozca
     
  2. Ayuda a tu hijo a resolver conflictos en lugar de encasillar: Es fácil caer en el error de decir "para variar siempre se te olvida..!!". Eso no sólo no ayuda sino que lo metes en la casilla de "olvidadizo", "incompetente", "atarantado", etc (haciendo crónico el problema. El eterno problema de los círculos viciosos). Qué tal si mejor lo vuelves parte de la solución, fomentas responsabilidad y le enseñas a pensar de forma crítica? Puedes preguntarle... Qué crees que te ayudaría a recordarlo mañana? Le estas ayudando a todo lo anterior y de paso le estas ayudando a cambiar su visión de si mismo y empoderándolo con una de las mejores herramientas: Pensamiento crítico y resolución de problemas. 
     
  3. Ayúdalo a mantener los errores en perspectiva: Los errores pueden ser vistos como algo catastrófico o cómo una oportunidad de reflexión y aprendizaje. Es nuestra labor ayudarlos a verlos como la segunda. Si ha fallado en un examen puede que su imagen sea "No pasé.. soy tonto, soy mal estudiante y nunca podré aprender mate" (especialmente si hemos regañado o gritado antes por una nota). Ayudémolos a verlos como una nueva oportunidad mediante la empatía y la reflexión "Veo que estas triste por la nota. Se que esperabas algo diferente. Qué crees que puedes hacer para que en el próximo examen te saques una nota más alta?". Castigarlo no motiva, ni lo involucra y la realidad es que no puedes forzarlo a aprender. Pero sí puedes ayudarlo a buscar soluciones. Dale todo el apoyo que puedas para ayudarlo a superar esto (lo que es muy diferente a hacerle sus tareas).
     
  4. Que te escuche diciendo algo bueno suyo: Que te escuche hablando bien de el a alguien mas puede tener un mayor efecto a que si se lo dices directamente. La próxima vez que el esté cerca y sepas que te está oyendo, dile a tu esposo, a la maestra, a tu amigo, a la abuela o alguien, algo lindo sobre su esfuerzo "Vieras que ha estado muy esforzado... se esta preparando mucho para ese examen... hoy recogió sus juguetes sin que le dijera nada... disfruto tanto jugar con el... es una bendición ser su madre"
El poder del discurso materno/paterno tiene una capacidad enorme para construir o destruir. Usalo sabiamente. 

Tip de la semana: Habla en positivo

Has notado como los ticos estamos acostumbrados a hablar en negativo?
  • No crees que...?
  • No sería mejor si...?
  • Que no se te olvide....
  • No me parece que...
Cuando hablamos en negativo estamos cableando a nuestra mente a buscar el punto negro en la hoja blanca y estamos predisponiendo una respuesta negativa en la otra persona. 
Hablar en positivo nos fuerza a pensar en las palabras que estamos eligiendo y de esta forma no se nos sale "sin pensar". Y cuántos dolores de cabeza nos trae el hablar sin pensar? Qué tal si en lugar de lo anterior, lo decimos de esta forma:
  • Y qué tal si...?
  • Qué te parece si..?
  • Recuerda...
  • Me parece mejor si....
Hablar en positivo nos recuerda que la perspectiva hace la diferencia, nos recuerda buscar las cosas buenas en el cotidiano vivir y son mejor recibidas por la otra persona. Hablar en positivo tiene el potencial de cambiar el tono de una conversación y hasta de todo el día. 



Reflexión "Huevo, Zanahoria o Café" 

Una hija se quejaba con su padre acerca de la vida y se lamentaba de que las cosas no le salían bien. No sabía como hacer para seguir adelante pues sentía desfallecer y se iba a dar por vencida.

Estaba cansada de luchar y luchar, sin obtener ningún resultado. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó al lugar de trabajo. Allí tomó tres ollas con agua y las colocó en el fuego. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.

En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir una palabra, solo miraba y le sonreía a su hija mientras esperaba.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los 20 minutos el padre apagó el fuego.
Sacó los huevos y los colocó en un recipiente, sacó las zanahorias y las puso en un plato y finalmente, colocó el café en un tazón.

Mirando a su hija le dijo: Querida ¿Qué ves?
“Huevos, zanahorias y café” fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera, después de quitarle la cáscara, observó que el huevo estaba duro.

Luego le pidió que probara el café, ella sonrió mientras disfrutaba de una exquisita taza de la deliciosa bebida.

Sorprendida e intrigada la hija preguntó: ¿Qué significa todo esto, padre?

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: ¡agua hirviendo! Sólo que habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después  de pasar por el agua hirviendo se había hecho blanda y fácil de deshacer.

Los huevos habían llegado al agua frágiles, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en el agua hirviendo, se había endurecido.

Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

¿Cuál de los tres elementos eres tú? Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?
Le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la fatalidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza?

¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, con un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación o un despido se ha vuelto duro e inflexible?

Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargada y rígida, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres un grano de café?

El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor.
Cuando el agua llega al punto máximo de ebullición el café alcanza su mejor sabor y aroma

Ojalá logres ser como el grano de café, que cuando las cosas se pongan mal, tú puedas reaccionar en forma positiva, sin dejarte vencer por las circunstancias y hagas que las cosas a tu alrededor ¡mejoren!

Recuerda, todos podemos ser como el grano de café, en nuestros hogares, nuestros trabajos, con nuestros amigos y nuestro mundo... sólo tienes que decidir y decirte: A partir de hoy, soy como el café!

Charla "Picky Eaters"

Jueves 11 de Julio, 7pm - 9pm
Costo: 7 000 mil colones

¿Las horas de comer son estresantes, y pasan en un pleito constante?
¿Te preocupa la salud de tu(s) hijo(s) por lo limitado de su alimentación?


Sabes cómo remediarlo? Ven con nosotros y te contamos cómo
Se hablará de:
  • Estrategias para mejorar la nutrición de tu hijo sin luchas
  • Qué necesita comer tu hijo para crecer sanamente
  • Cómo planificar menús saludables
  • Cómo fomentar de manera positiva la alimentación de sus hijos
Imparten:
- Rebeca Hernández, Nutricionista
- Andrea Acosta, Psicóloga

*Cupo limitado. Confirma a andrea@crianzaconapego.co.cr

Charla "Cómo quitar la chupeta de forma respetuosa"

Viernes 5 de Julio, 9am - 11m
Costo: 4 mil colones

Por la razón que sea, hemos decidido que queremos remover la chupeta de la rutina diaria. Pero cómo lo hacemos de forma respetuosa? 
Para nosotros puede ser una simple chupeta, para ellos es su acompañante incondicional ante el sueño y hasta el estrés. Y ni qué mencionar que tras de todo, nosotros se las dimos!

Hablaremos de:
  • Removerla de un tirón o con un proceso?
  • Creamos o no personajes ficticios? (Santa, el hada, los reyes magos...)
  • Y si la piden de vuelta?
Imparten:
  • Laura Ureña, Psicopedagoga
  • Andrea Acosta, Psicóloga
*Confirmar a andrea@crianzaconapego.co.cr
| Síguenos en Facebook | Envía esto a un amigo

Te gusta el contenido? Envíaselo a un amigo y hagamos crecer nuestra hermosa comunidad que cría con amor y respeto. 
Recuerda que el enviar esto no subscribe a tu amigo, tendrá que subscribirse aquí: http://eepurl.com/z6Dg1 
Recuerda que también puedes acceder a boletines anteriores 

Quieres confirmar tu asistencia a alguna charla? Escríbeme a andrea@crianzaconapego.co.cr
Te gustaría información o te gustaría una consulta personal? Escríbeme andrea@crianzaconapego.co.cr

Juntos por la buena crianza!
Copyright © *|2013|* *|La buena Crianza: Crianza con Apego|*, Derechos Reservados