Copy
Boletín "La Buena Crianza" por Andrea Acosta. 
Ver este correo en una página de internet.

El "lloriqueo" o "quejadera"
La manera de expresarse entre hablar y llorar

Todo padre y madre reconoce ese término ya que es común escucharlo en los chicos, particularmente entre los 3 y los 6 años. 
Ocupan algo nuestro pero lo piden en un tono de voz que es casi llanto - demanda. Pero cómo reaccionamos en ese momento y cómo hacemos para que vaya disminuyendo? 
 

  1. Necesidades básicas: Todo niño es más propenso a hacer esto cuándo está cansado, tiene hambre, calor o se siente desconectado emocionalmente de sus padres (o sea va a ser lo que sea necesario para tener su atención, aún si esa atención es negativa. Sigue siendo mejor que ninguna del todo). Lo primero siempre es estar "adelante de la jugada" o sea ser preventivos. 
  2. Necesidades emocionales: Un nño que se siente unido a sus padres y que confía en que va a ser escuchado, es más propenso a llegar a pedir lo que ocupa o lo que desea sin llanto. Después de todo sabe que va a ser escuchado con plena atención, aún si la respuesta es no. Cuando un niño desconfía de la atención que le van a dar, es mas posible que inicie de "buenas a primeras" con llanto, por aquello de irse a la segura con un método que de fijo obtiene atención. Conforme mas seguro el niño se sienta en la relación, más amado, más contenido y feliz, más disminuye el lloriqueo. Dale abrazos constantes, dile que lo amas sin razón, míralo a los ojos, invítalo a jugar y corretearlo. Que el sepa que tiene su atención y no necesita recurrir al llanto para obtenerla. 
  3. Falta de habilidad: A veces los niños recurren a esto cuándo no saben que palabras usar para pedir lo que quieren. Los niños necesitan de guiones explícitos sobre qué palabras usar en estos momentos: "Me dices que te gustaría que te de un fresco? Entiendo. Es difícil a veces cuando tenemos sed. Me dices "Tengo muucha sed, me ayudas?" y yo te ayudo. Vamos y lo hacemos juntos. 
  4. Evita el consejo popular que te dice que los ignores hasta que cambien su voz: Un niño que se siente desesperado (sí, es una voz de desesperación y está usando sus últimos recursos) y es ignorado, más bien aumenta su desesperación. Es como echar leña al fuego. Entiendo que nos hace sentir en control, pero lo que ocupamos no es estar nosotros en control sino que el niño este en control de sus emociones, de si mismo. Es mejor empoderar al niño de vuelta validando sus emociones y después invitándolo a usar su voz fuerte y hermosa de siempre "Oigo que estás frustrado. No quieres que hagamos más mandados, quieres que nos vayamos a la casa verdad? Lo sé amor, has de estar cansado", una vez validado el niño no tiene porque luchar porque no están en bandos opuestos sino en el mismo. Después lo invitas a usar su voz fuerte "Voy a ver dónde se fue la voz que me gusta. A ver si está acá detrás del brazo? Hmm no. Atrás de esta pierna? Uy tampoco" mientras el se ría, difumina el estrés y después lo invitas a que te pregunte de nuevo lo que te estaba diciendo. 
    Talvez te dices... uy esto me va a tomar más tiempo que decirle que no le pongo atencion hasta que me hable con otra voz. Y tienes razón, pero si la estrategia que estás usando funcionara realmente, entonces ya no pasaría. Hay cosas que funcionan por un ratito pero las soluciones permanentes requieren de más tiempo. 
  5. Llanto reprimido: A veces lo que los niños ocupan, al igual que los adultos, es simplemente llorar. Ofrécele si ocupa un abrazo fuerte, que a veces todos ocupamos sentirnos seguros y amados y eso nos hace sentir mejor. A veces la solución mas simple es la que ocupamos. 
  6. Si la respuesta es no, mantente firme: Firme no significa grosera, simplemente mantener tu respuesta mientras contienes su llanto. Si el "lloriqueo" es insistencia porque has dicho que no a comprarle un juguete, no cambies tu respuesta ("Ay bueno bueno pero ya deje de lloriquear!"). Te mantienes firme, serena y amorosa "yo sé que tu querías ese juguete, sé que estás triste amor, te amo". Y listo. 
  7. Práctica la paciencia: El manejar las emociones intensas es una habilidad que requiere de tiempo y práctica. Aprendan juntos, vean los retos juntos y celebren juntos los pasos que vayan dando.
Ya está a pre-venta el libro físico para Costa Rica! 
La preventa va a tener 2 beneficios:
  • Precio único de pre-venta: 8 mil colones en esta etapa
  • Reserva del libro: Se van a imprimir un número limitado de libros, mediante la preventa puedes asegurarte de tener uno de esos. 
Cómo comprar la pre-venta del libro físico? Acá te cuento: http://www.crianzaconapego.co.cr/index.php/pre-venta-libro-disciplina-con-empatia-educando-con-amor 

Y también seguimos con la preventa del libro digital para que te llegue apenas salga! http://www.amazon.com/dp/B00TYW54HE

 
Síguenos en Facebook Envía esto a un amigo

Te gusta el contenido? Envíaselo a un amigo y hagamos crecer nuestra hermosa comunidad que cría con amor y respeto. 

Recuerda que el enviar esto no subscribe a tu amigo, tendrá que subscribirse aquí: http://eepurl.com/z6Dg1 

Recuerda que también puedes acceder a boletines anteriores 

Juntos por la buena crianza!
Andrea Acosta