Copy
Boletín "La Buena Crianza" por Andrea Acosta
Ver este correo en una página de internet:
En este boletín encontrarás:
  • Cómo empoderar a los niños a defenderse asertivamente 
  • Cómo dejar los pañales (Control de esfínteres)

Cómo empoderar a los niños

Cómo defenderse sin agresión 

A veces tenemos que enseñarle a los niños a expresarse sin violencia y a veces a decir que no sin dejarse del otro pero sin atacarlo tampoco.
Para niños tímidos o con carácter llevadero (en el boletín pasado vimos a los de voluntad firme) estas son habilidades tan importantes de reforzar como cualquier otra:
 

  • Modela relaciones respetuosas: Cuándo usamos el poder para controlar a nuestros hijos, estos aprendan a usar el poder con otros o a mantenerse en una posición de obediencia aún con sus pares. Por el contrario enseña el respeto y la consideración hacia ambos lados
  • Fíjate en tus interacciones con tus pares: Cómo manejas el conflicto con tus padres o con tu pareja? Si normalmente evades o evitas conflictos para que las cosas no se pongan 'tensas' entonces tus hijos harán lo mismo y se 'dejarán' para evitar lo mismo. Para enseñarle a los niños a decir que no y defender sus opiniones, nosotros debemos hacer lo mismo con las parejas, el pediatra, el psicólogo y los abuelos. No se trata de ser grosero, sino de ser asertivo. De dar nuestra opinión sin ofender la ajena 
  • Atrévete a permitirle pensar diferente: La relación con la que aprende es la tuya. Que aprenda a que los dos pueden amarse y tener gustos y opiniones distintas. Comienza con temas como la ropa, pregúntele su opinión y dile que está bien si se muda de una forma distinta a la que tu pensabas. 
  • Dale guiones: Enséñale qué frases decir: "Eso no me gusta"; "Detente"; "No me pegues"; "No me llames así, dime mi nombre"; "Ahora es mi turno". 
  • Juego de Roles: Haz juego de roles en dónde vos seas el niño que le hace algo "feo" y cómo reaccionaría ella en ese momento. 
  • Inventen cuentos juntos: Comienza con un cuento en dónde a una niña le jalan el pelo y que tu hija termine el cuento. Después de ir puedes retomar según cómo ella termine el cuento. 
  • Enseñarle qué más hacer: Alejarse o buscar un adulto son respuestas adecuadas y no tienen nada de malo. Hazle saber que aparte de usar las palabras que le hemos enseñado, también puede hacer esto. 
  • Empodéralo con acción de seguimiento: Si ha tenido un problema con un chico en el kínder y en el momento no supo qué hacer, puedes hablarlo con ella y la ayudas a escribirle una carta o un dibujo al niño en dónde le diga cómo se sintió. La entregue o no, estará practicando y adquiriendo confianza en si misma mientras refuerza la relación contigo. 
  • Si tienes que intervenir, hazlo: A veces puede que los chicos ocupen ayuda y eso está bien. Si tu niño de momento no sabe usar su voz, se tu su voz mientras paralelamente le enseñas el resto. 

Control de Esfínteres

Cómo dejar el pañal 

Por la razón que sea hemos decidido que nos gustaría probar que nuestros chicos dejen los pañales. Los consejos van y vienen y muchas veces se contradicen... entonces cómo sabemos qué hacemos?

Cómo saber si están listos
Puede que nosotros estemos listos pero puede que ellos no. Y en el control de esfínteres (y casi cualquier otro tema) no se trata de cuándo nosotros queremos sino de cuándo ellos están preparados:

  • Hacen la siesta diurna y despiertan con pañal seco. 
  • Pueden pasar horas con pañal seco 
  • Tienen cierta rutina (horas) para evacuar y comúnmente no evacuan en la noche. 
  • Pueden subir y bajar sus pantalones y ropa interior con poca ayuda o por sí mismos.
  • Muestran curiosidad en el proceso que siguen otros niños y sus padres a la hora de ir al baño.
  • Tiene forma de avisar que necesito ir (ya sea con palabras o con señas)
  • Está interesado y motivado en aprender 

Edad promedio:
El control de esfínteres es muy variable y tiene un rango de normalidad muy amplio que comúnmente va desde los 18 meses hasta los 4 años (un poco antes y después sigue estando normal). Es normal y común que los niños aprendan en cualquiera de estas edades sin que signifique o sea equivalente de nivel de inteligencia o capacidad física. 
No existe necesidad de presionar a ninguna edad ni hay ventaja a que aprendan a una edad y no la otra (siempre y cuándo el ritmo sea marcado por el niño). 
  • Niñas: Normalmente aprenden un poquito antes y puedes comenzar a probar por ahí de los 2 años si ves señales
  • Niños: Con los chicos puedes probar por ahí de los 2 años y 4 meses si demuestran señales de estar preparados. 
  • Esas son guías para probar y no significa que no puedas probar a otra edad o que a esa edad tengan que aprender. Es muy relativo a cada niño y esos rangos son solo para darte una "idea". 

Es importante saber que se puede comenzar y probar por unos días y si el niño no está listo se devuelve a los pañales. 

Mito: Es mentira que una vez que comienzas no hay vuelta atrás. Ningún proceso en la vida es lineal y puedes devolverte si el niño no está listo y no pasa nada. 

Cómo iniciar el proceso:

  • Viste al niño comodamente para que pueda ir a orinar apenas quiera (Con algo fácil de quitar / poner o inclusive sólo con camisa). Recuerda que inicialmente van apenas sienten ganas y no siempre aguantan a quitarse algo cuándo están aprendiendo. 
  • Puedes usar una vacenilla y tenerla en un lugar de fácil acceso para el niño (Es importante que sea un lugar en dónde pueda accesar solo)
  • En su defecto también puedes tener un orinal para los chicos o un banquito para subir a la altura del inodoro si el niño disfruta más esto (La mayoría prefieren la vacenilla de forma inicial). 
  • Cuándo lo haga, vayan juntos a vaciarlo al inodoro y se despiden. 
  • Si tiene un accidente (habrán muchos), simplemente recoge y recuérdale casualmente dónde está la vacenilla. 

Qué no hacer:

  • No regañes, humilles o castigues: No solo desmotiva a seguir aprendiendo sino que el niño se siente mal por algo que debería ser un logro para el cuándo este listo. 
  • No compares: La comparación es otra forma de humillación "El otro niño ya hace y tú no". Recuerda que no es una competencia. 
  • No forzar: Si el niño no quiere sentarse o probar, simplemente no lo fuerces. Ponle pañal y sigan con su día. No es una guerra de poder, es un aprendizaje. 
Qué sí hacer:
  • Cuándo sí haga: En lugar de felicitarlo ("Estoy orgullosa de ti"), es mejor que lo guíes a enorgullecerse el mismo de SU logro ("Wow lo hiciste. Cómo te sientes?!"). Puede que la diferencia parezca sutil, pero le estás enseñando al niño a buscar su mejor esfuerzo y no la aprobación de terceros. 

Otros:

  • Hay libros y canciones que pueden probar juntos para aprender del proceso o cantar durante. 
  • Premios: A nivel personal no soy fan de este enfoque; sin embargo puedes probarlo. Unicamente asegurate que no sea nada extravagante y que el niño no se sienta 'castigado' porque tuvo un accidente. 

#1 o #2:

  • Los niños suelen aprender primero a orinar y después a hacer caquita. Este es un proceso adicional y no suele ser simultáneo sino separado por inclusive meses. 
  • Si intentas presionar la caquita puede que el niño termine aguantando la caquita por miedo a hacerla y esto cause problemas adicionales. 
  • Está bien si orina por sí mismo y pide pañal para la caquita. No pasa nada. Permítele ir a su ritmo. 


Problemas comunes:

  • Mi hijo no quiere probar: No pasa nada. Ponle pañales e intenta en unas semanas o meses. 
  • Se orina encima y no avisa: Es probable que no esté listo o necesite más tiempo. O bien intentas en unas semanas o puedes proseguir y lavar un poco más de ropa. Sea cuál sea no presiones a tu hijo que no es su culpa. 
  • Iba todo bien y tuvo un accidente: Los accidentes van a pasar. Tengo por seguro. A veces estarán jugando y se olvidarán o intentaron aguantar mucho por no dejar de hacer algo que disfrutaban. 
  • Va para maternal y necesita estar sin pañal: Si el maternal está presionando, asegúrate de defender a tu hijo en su proceso y pideles su apoyo y no su juicio. Un maternal debería estar listo para ayudarlos y no juzgarlos. 


Y ante todo mucha paz y no te presiones a ti ni a tu hijo. No somos mejores o peores mamás según la edad a la que deje el pañal (ni ellos mejores o peores hijos). Disfruten juntos de este paso tan lindo! 

"Disciplina con Empatía: Educando con Amor"
Sabes cómo corregir conductas sin caer en las formas de siempre (gritar, pegar, amenazar, etc)? 
Qué pasa si pegan, responden feo o simplemente te quieren llevar la contraria en todo? 
En este libro encontrarás las herramientas del qué sí hacer. Prácticas y con ejemplos! 

Pre-venta del libro físico (Costa Rica): http://www.crianzaconapego.co.cr 

Pre-venta del libro digital (Internacional):
http://www.amazon.com/dp/B00TYW54HE
Síguenos en Facebook Envía esto a un amigo

Te gusta el contenido? Envíaselo a un amigo y hagamos crecer nuestra hermosa comunidad que cría con amor y respeto. 

Recuerda que tu amigo tendrá que subscribirse para seguir recibiendo  los boletines y lo puede hacer acá: http://eepurl.com/z6Dg1

Juntos por la buena crianza!
Andrea Acosta