Emotional pills, cápsulas de educación emocional
Ver contenido en tu navegador

 "¿Urgente o importante?"


Urgente es una de las palabras más pronunciadas y escuchadas en el mundo del “adulto”, especialmente en el trabajo, aunque desde hace algunos años se ha extendido a casi todos los ámbitos: en casa, con los hijos, en la escuela, en las vacaciones….
 
Cuando pronunciamos “urgente” hace que lo demás pierda importancia, porque lo urgente es lo primero. Y como lo urgente es lo primero, a menudo lo confundimos con lo importante. Vivimos en un mundo estresante que no nos facilita la tarea de diferenciar lo urgente de lo importante; Si vamos justos de tiempo para llevar a nuestro hijo a inglés, lo urgente es llegar a la hora olvidando lo importante, que tenemos a nuestro hijo detrás, en el coche, esperando a que le dediquemos un rato a él, a lo que le pasa o a lo que siente. Si se nos acumulan los papeles en la oficina, nos centramos en lo urgente que es sacarnos el trabajo de encima desatendiendo al cliente que tenemos enfrente y olvidando lo importante, sonreírle y dedicarle unos minutos sólo a él. En nuestro el día a día se repiten múltiples situaciones como estas, ¿verdad?.
 
Lo curioso es que cuando empezamos a darnos cuenta de la diferencia, descubrimos que lo importante no es siempre lo urgente, y se nos abre un mundo entero delante de nuestros ojos que nos permite vivir el presente y  preocuparnos menos de un montón de cosas que nunca fueron importantes. 

Tal vez deberíamos observar más a las criaturas,¿os habéis fijado que ellos nunca tienen prisa?. Observadlos porque son el claro ejemplo de cómo se puede disfrutar del presente, exprimirlo y saborearlo a cada instante.




Emotional Pills propone ¿Cómo podemos encontrar el equilibrio entre lo urgente y lo importante? 
 

Primero, proponérselo y practicar cada día. Si estáis en el bus, observad a la gente pasar e intentad averiguar, por ejemplo, cómo se siente (así, de paso,  entrenaréis la conciencia emocional), en lugar de mirar el reloj contando los minutos que quedan para llegar al trabajo, pues el tiempo que tenéis seguirá siendo el mismo. Cuando estéis hablando con vuestro hijo, hacedlo al 100% , es decir, no penséis en aquello que aún os queda por hacer, olvidad vuestro  mundo y centraros sólo en él, en lo que dice, en cómo lo dice, en su lenguaje gestual... preguntad a qué se refiere con sus comentarios, aclararlos y entender aquello que os dice él, no aquello que vosotros interpretáis o creéis que os dice, pues ¿qué es más importante que escuchar a un hijo y que un hijo se sienta escuchado por su padre o madre?

Escribid en un papel las cosas que para vosotros sería importante poder 
hacer cada día (leer, jugar con los niños, conversar con la pareja, hacer deporte, escribir…) y anotad los minutos que creéis que podéis dedicar a hacer sólo eso (5, 10 o 20 minutos, todo vale). Lo importante es que mientras hagáis alguna de estas cosas, os olvidéis del resto.
 
Ya veréis como poco a poco os sentiréis más relajados, y con vuestro ejemplo enseñaréis a vuestros hijos a gestionar lo urgente y lo importante de la manera más inteligente posible.
 
¡Ánimos! Y a luchar por lo importante.


 
Copyright ©2014 Emotional pills, Todos los derechos reservados.